Cerrar

Entrevistas

Entrevistas

Marc Coma: “El ser humano busca retos donde superarse y el mío es el Dakar”

Marc Coma

El vencedor de 3 Dakar busca revalidar su corona en una edición con comienzo en Mar del Plata (Argentina) y finalización en Lima (Perú).

El ser humano, a lo largo de la historia, siempre ha buscado ambiciosos retos de superación, metas prácticamente inhumanas. El Rally Dakar es una muestra de este afán de situar al organismo en situaciones extremas, en la carrera de motor más exigente del planeta. Héroes son todos, aunque pocos los elegidos. Marc Coma (Aviá, Barcelona; 1976) es uno de esos seres humanos capaz de domar a las leyes de la naturaleza. Lo ha hecho en 9 ocasiones, de las cuales destacan 3 trofeos de ganador absoluto en motos. El cuarto Dakar está en camino, con comienzo en Mar del Plata (Argentina) y finalización, quince días después, en Lima (Perú).

De forma espontánea, un francés, Thierry Sabine, fundó el Rally Dakar, una carrera de motor que debería atravesar esos desiertos africanos de tanto renombre. Lo hizo en 1979, después de perderse en esos secos terrenos del continente africano. Desde entonces, muchos profesionales y aventureros han buscado recrear esa aventura, al tiempo que dejaban constancia de esa capacidad del ser humano de adaptarse y superar a cualquier adversidad. Lo hicieron en África hasta 2008, edición que se suspendió a consecuencia de amenazas terroristas. Desde entonces, ese espíritu aventurero persiste en los desiertos de Sudamérica.

El Dakar 2012, la trigésimo segunda edición, empezará este próximo 1 de enero en las costas atlánticas de la ciudad argentina de Mar del Plata, recorrerá más de 9.000 kilómetros en 14 etapas (habrá una jornada de descanso en Copiapó, en Chile), pasará por 3 países (Argentina, Chile y Perú) y estrenará las arenas peruanas de Pisco (no faltará el famoso desierto de Atacama) antes de finalizar el 15 de enero en Lima, capital de Perú. Allí, Marc Coma, en compañía de su ‘mochilero’ Joan Pedrero, desea conquistar su cuarto Dakar, sería el segundo de forma consecutiva, algo que no se produce desde los tiempos de Fabrizio Meoni (ganador en 2011 y 2002), fallecido de paro cardíaco mientras corría el Dakar (2005).

A poco más de un mes para comenzar el Dakar, ¿cómo se encuentra Marc Coma?
Bueno, me encuentro ya ultimando la preparación y con muchas ganas de empezar ya la carrera. Pero básicamente ultimando esos pequeños detalles. Hace nada hemos enviado todo el equipo (motos, equipaje…) a Francia para enviarlo hacia Sudamérica.

Recientemente, usted ha estrenado paternidad, ¿será más duro estar un mes en el Dakar?
Ya tuve la experiencia de competir en Egipto con esta nueva situación y la verdad es que estoy contento, aunque cuando terminas si es verdad que tienes más ganas de volver a casa, pero en carrera, estás concentrado y, como siempre, tratando de ser competitivo.

El Dakar es la carrera más dura, donde vives de una manera muy intensa durante 15 días y yo creo que cada uno en la vida busca sus retos y muchos coincidimos en que el Dakar es y puede ser uno de esos retos que te marcas en la vida.

Durante estas semanas previas, ¿en qué detalles se centra antes de embarcarse rumbo a Sudamérica?
Sí, sobre todo, la última parte del año, la dedicamos a afinar la preparación física, porque durante todo el año ya hemos hecho mucha base de trabajo. Ahora es coger ese ‘punch’ de forma, sobre todo en trabajar mucho con la moto, solucionando esos pequeños problemas que surgen para que en el futuro, éstos no aparezcan. Ahora navegación y físico se hace más intenso para buscar más frescura en la carrera y la verdad es que, a día de hoy, el gran trabajo está hecho.

El Dakar es una competición de superación y resistencia, es casi poner el cuerpo al límite, ¿pero qué tiene esta carrera que les cautiva año tras año?
Por mi experiencia personal, si podría decirte que el Dakar es un gran reto, el ser humano tiene este instinto de superación e incluso de exploración a irse superando y el Dakar es la carrera más dura, donde vives de una manera muy intensa durante 15 días y yo creo que cada uno en la vida busca sus retos y muchos coincidimos en que el Dakar es y puede ser uno de esos retos que te marcas en la vida.

¿Y uno qué aprende del Dakar que luego pueda aplicar a la vida cotidiana?
El Dakar te da muchas lecciones siempre, porque las situaciones son extremas en el desierto, donde cada decisión es importante y entonces tienes que saber muy bien el momento de tomar decisiones y evaluar de la mejor forma posible en el mejor momento posible… y entonces esto se puede aplicar al día a día.

¿Puede ser un aliciente más el tratar de renovar título?
Anteriormente no lo hizo y hace ya varias ediciones que nadie lo consigue… Bueno, la verdad es que cuando uno gana o alcanza un objetivo claro, lo que uno busca es encontrar nuevos objetivos y creo que este es uno de ellos. Hace muchos años que el Dakar no repite ganador y creo que este año tenemos la oportunidad de hacerlo después de haber ganado la edición anterior. Creo que llegamos en un buen momento deportivo y personal. Vamos a hacer todo lo posible por ganarlo.

Esta edición pasarán, por primera vez, por Perú, ¿cuál es su opinión acerca del recorrido?
Creo que la organización ha ido cogiendo experiencia en Sudamérica y aprendiendo año a año. Creo que nos vamos a encontrar el Dakar más africano de los que hemos hecho en Sudamérica. Dejamos atrás la vuelta a Buenos Aires, pasamos a tener una carrera lineal, con llegada a Lima y prácticamente hasta el último día, el recorrido va a ser en desierto, como sucedía cuando llegábamos a Dakar. La parte europea es parecida a la ruta argentina. Después, todo será como cuando entrábamos en Marruecos e íbamos dirección Dakar. Creo que hay un paralelismo.

Por cierto y aunque Sudamérica ha dado una gran acogida al Dakar, ¿no echan de menos el sabor de África?
Sí, y porque por desgracia se ve muy lejos la vuelta a África. Yo durante el año viajo mucho a África porque normalmente es donde entreno y donde he competido varías veces durante la temporada. Y de esta forma mi hambre de África la voy matando. Si ves que el Dakar aportaba mucho a estos países y ahora su situación es complicada. Yo por mi parte no me olvido de África y tengo muchos amigos allí e intento aportarles mi granito de arena.

Por desgracia se ve muy lejos la vuelta a África. Yo durante el año viajo mucho a África porque normalmente es donde entreno y donde he competido varías veces durante la temporada. Y de esta forma mi hambre de África la voy matando. Si ves que el Dakar aportaba mucho a estos países y ahora su situación es complicada

¿Qué diferencias puede haber en el pilotaje entre África y América?
Pocas, la conducción ha cambiado relativamente poco, porque los desiertos son parecidos. Lo que ha cambiado en el pilotaje es por el cambio de reglamentación, porque ahora estamos usando motos más pequeñas, de 450 cc. Y esto hace que sean motos menos pesadas, más ágiles en la conducción y sobre todo en situaciones técnicas. Es la única evolución.

La organización limitó la cilindrada de las motos a 450 cc para hacer más competitiva la carrera, pero al final han estado los mismos de siempre luchando por el título. ¿Esperaba que fuera así?
Bueno, sí que es verdad que la KTM con los 700 cc, la carrera era un monopolio y había muy pocas marcas. La reducción de cilindrada fue una buena decisión, porque hay más marcas involucradas y la carrera es más abierta, aunque en los últimos 10 años haya ganado siempre una KTM, pero si miras la lista de inscritos, sí ha habido un cambio con la presencia de más marcas. Y hay que ser consciente de la situación económica mundial y que las marcas no pasan por su mejor momento. De todas formas hay que tener en cuenta que el Dakar es una gran carrera mediática y las marcas dan a conocer su producto y de una u otra manera, éstas están ahí, involucradas con esta carrera.

Hablemos de Despres, ¿qué nos dice de su gran adversario?
Está claro que va a ser un rival importante, pero siempre nos hemos marcado que nuestro mayor rival es la carrera en sí, son 15 días, 10.000 kilómetros y ya superar esto es el principal rival. A partir de ahí, pues podemos tratar de no cometer errores, que no haya problemas mecánicos y luego ya entramos en las listas.

Insistiendo con Despres. Ambos están empatados en triunfos, ¿tampoco hay un grado de motivación extra en desempatar?
No, la verdad. No es un punto de mi motivación superar a Despres. Siempre me he preocupado de mi mismo, de competir bien, de ganar el máximo de títulos posibles, pero no para superar a nadie o fijarme en un piloto en concreto.

En los deportes de motor, la moto o el coche desempeñan un protagonismo importante, pero aquí hay otros factores también muy fundamentales aparte de la máquina…
La verdad es que la navegación es un factor muy importante en esta carrera, aparte de que es difícil de entrenar, y combinarlo con un pilotaje rápido es complicarlo todo mucho más. Es el gran hándicap de esta carrera y esto hace que sea una carrera donde haya más factores que influyen que en otras.

Yo creo que son dos cosas que van muy juntas de la mano. Es muy difícil ir muy bien psicológicamente sin un físico, una buena preparación, es difícil tener esa frescura necesaria de menta para tomar decisiones y pensar.

Y aparte de la navegación, el tomar decisiones rápidas y acertadas… ¿cómo mantienen esa concentración tan intensa durante tantas horas de carrera y tantos días?
Bueno, con la experiencia he aprendido que hay una línea poco definida donde acaba la parte psicológica y la parte física. Yo creo que son dos cosas que van muy juntas de la mano. Es muy difícil ir muy bien psicológicamente sin un físico, una buena preparación, es difícil tener esa frescura necesaria de menta para tomar decisiones y pensar. Al mismo nivel que tu condición física va aumentando, tu serenidad y fuerza mental, también va creciendo y eso es a base también de muchos años y mucho entrenamiento.

Creo que repetirá con Joan Pedrero como mochilero. ¿Podría decirnos qué importancia tiene esta figura para ustedes los aspirantes al título?
Sí, después de un magnífico rally que hizo Joan (terminó quinto en 2011), pues vamos a repetir. Cuando las cosas funcionan se tienen que tocar poco. La función de Joan es sobre todo, en caso de alguna avería en carrera o de algún pequeño problema, sea una asistencia rápida y que lo solucionemos perdiendo el menor tiempo posible. Seguramente el año que tienes que usar el mochilero o el segundo piloto, pues difícilmente se puede conseguir la victoria, pero bueno, estará ahí, dando fortaleza al equipo y a ver si todo sale como el año pasado.

Tres victorias en el Dakar, ¿cómo podría definirlas a cada una de ellas?
La africana, mi primer Dakar, es un sueño hecho realidad. Ganar el primer Dakar es una cosa que ni había soñado; el segundo fue un gran trabajo en equipo con Jordi Villadoms y Gerard Ferrer. Nos permitió ese gran trabajo en equipo conseguir una gran victoria. La tercera creo que fue de fortaleza. Creo que veníamos de una situación complicada porque veníamos de un año anterior donde habíamos tenido una penalización, donde había un nuevo proyecto de 450 cc., una nueva moto. Fue una carrera de mucha presión. Fue una victoria de fortaleza.

Cuando las cámaras se apagar, ¿díganos qué pasa después? ¿En qué emplean el tiempo?
Bueno, queda poco tiempo libre, y más los que corremos en moto. A la que terminamos la etapa y te bajas de la moto, ya empiezas la etapa del día siguiente, dado que tienes que prepararla, estudiar la navegación del día siguiente, tienes que recuperar el físico lo máximo posible, descansar, comer. Y esto da tiempo libre prácticamente cero. Si hay momentos para llamar a casa, hablar con la familia, con algún amigo, pero todo esto se resumen en unos minutos al día.

A usted, como le ha sucedido a otros compañeros, no le atrae el reto de completar un Dakar en coche…
La verdad es que me gustaría en un futuro, pero a ver yo disfruto mucho en moto. Mi sitio son las 2 ruedas y yo he trabajado toda mi vida para llegar a la situación en la que estamos ahora. Me gustaría experimentarla, pero en un futuro me gustaría tener la oportunidad de dar el salto a las 4 ruedas. Pero a día de hoy no es una cosa que me preocupe mucho.

¿Competir en coches? La verdad es que me gustaría en un futuro, pero a ver yo disfruto mucho en moto. Mi sitio son las 2 ruedas y yo he trabajado toda mi vida para llegar a la situación en la que estamos ahora. Me gustaría experimentarla, pero en un futuro me gustaría tener la oportunidad de dar el salto a las 4 ruedas.

Este año, sin Carlos Sainz, ¿cómo ve la categoría de coches? ¿Podemos traspasar esa presión a Nani Roma? 7Lo primero es una pena que Carlos no esté porque Carlos le ha dado mucho al Dakar porque gracias a él, el Dakar ha llegado a mucha gente que antes no lo seguía. Como gran persona y piloto que es, a mí me gustaría que estuviera corriéndolo. Nani somos vecinos y amigos, porque vivimos a menos de 10 kilómetros el uno del otro. Ha hecho una trayectoria muy buena, que dio el salto a las 4 ruedas en el momento apropiado y que ahora pues coinciden una serie de condiciones que le dan como claro favorito y a ver si consigue ganar en coches, que hace muchos años que un piloto de motos no gana en coches. Sería muy bonito.

Entonces, podríamos ir pensando en un posible doblete… (Sonríe)
El Dakar es muy complicado. (Sonríe). Es bueno que antes de salir la gente nos dé con opciones y nosotros lo creamos. Pero de esto a hablar de doblete… pues ahí 10.000 kilómetros que lo pondrán muy difícil.
Entrevista publicada en Diario Siglo XXI

Artículo publicado en diciembre de 2011 – Revista Evasión

Leer