Reportajes

El Barcelona de Bartzokas tiene una reválida en la Copa del Rey de Vitoria

Georgios Bartzokas

Georgios Bartzokas afronta su primera reválida. El Barcelona se presenta en la Copa del Rey con el único objetivo de coronarse en un torneo dominado autoritariamente por el Real Madrid desde hace tres cursos. El técnico griego desplazó este verano a Xavi Pascual con el propósito de inculcar un baloncesto atractivo, ganar títulos y formar jugadores. Son tres cosas importantes para el club”, apuntó Bartzokas en el día de su presentación. Era un 9 de julio de 2017. Siete meses después, el Barcelona no ha encontrado el camino: infortunios físicos de sus jugadores y resultados inesperados (Liga Endesa: 14 triunfos y 5 derrotas) y situación europea complicada (Euroliga: 8 triunfos y 14 derrotas) hacen que esta Copa del Rey sea una reválida.

Triunfos del Real Madrid

Los motivos de esta situación del Barcelona, donde los resultados inmediatos serían la mejor medicina para encauzar el proyecto, son varios y de muy distinto calado. El primero está en Madrid. Desde la llegada de Laso, el baloncesto ha girado de mando. Antes del técnico vitoriano, el cuadro blanco sólo había sumado un título de prestigio en cinco temporadas (una Liga Endesa con Joan Plaza en 2007) mientras que el Barcelona de Xavi Pascual celebraba ocho trofeos, entre ellos el título continental de 2010. Pero llegó Laso. Y todo cambio. El Real Madrid se hizo el amo y señor del baloncesto: doce títulos contra cinco del Barcelona, con dos Liga Endesa, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Enfrente, en Madrid, lo dicho: todo tipo de récords.

Fichajes sin planificación

El segundo aspecto, y también muy enlazado con el Real Madrid, se encuentra en su política de contrataciones. No de este verano, sino de las últimas temporadas con Xavi Pascual como entrenador y Joan Creus en los despachos. Escaso acierto y demasiadas rotaciones. Todo lo contrario a lo realizado en el Real Madrid con Laso y Herreros como dupla. Y, como el baloncesto se basa en datos, este dato es demoledor: Navarro es el único jugador presente desde el curso 11-12. En el Real Madrid repiten tres nombres desde entonces: Rudy, Reyes y Llull. Sergio Rodríguez seguiría de no haberse declinado por ir a la NBA. Y también se unió Carroll a la columna española de Laso. En los azulgranas, después de Navarro, sólo Oleson y Tomic aportan años a la plantilla. Una planificación que ha ido virando sin mucho criterio: 41 fichajes y 38 bajas en las últimas seis temporadas. Es decir, más de 13 cambios de jugadores de media en cada campaña. Y, entre otros nombres, con algún descarte, como Ayón, que ha enriquecido al eterno rival.

Lesiones y escaso rendimiento

Y llegó Bartzokas. Un cambio de proyecto que tampoco ha dado muchos resultados. Rice asume el peso de los refuerzos. Pero poco más. Holmes ya no sigue en el equipo; Claver no acaba de asentarse, como sucede con Koponen (su accidente lastró el arranque de temporada), Renfroe (fichado con la temporada iniciada). Faverani ha sido el penúltimo en aparecer como un soplo de aire fresco después del conflicto con Dorsey. Y hace unas semanas llegó Xavier Munford. Pero si el rendimiento de los nuevos no ha sido el esperado, los percances físicos tampoco han colaborado: Doellman, Navarro, Ribas y Lawal no estarán en esta copa del Rey. Y Koponen, Oleson (llega mermado a la Copa del Rey), Claver y Perperoglou han visto interrumpidas sus trayectorias con visitas al médico.

Related posts

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy