Entrevistas

Pau Gasol: “Los malos momentos me han ayudado a ser mejor persona y jugador”

Pau Gasol

El malogrado Fernando Martín abrió las puertas de la NBA al baloncesto de España en 1986. Jugó sólo una temporada, sólo 24 encuentros con Portland Trail Blazers. La semilla estaba plantada, aunque tardó 15 años en germinar en la figura de Pau Gasol (Barcelona, 1980). En 2011, el pívot del Barcelona, empezó a hacer historia en la NBA: el primero en jugar un All-Star (Houston 2006), en clasificarse para unos ‘play-off’ (con Memphis Grizzlies en 2003-2004); en coronarse como campeón de la NBA (con Los Angeles Lakers en 2008-09 y 2009-10); y en convertirse en uno de los seis únicos jugadores de la historia de la NBA con al menos 19.000 puntos, 10.000 rebotes, 3.000 asistencias y 1.500 tampones acumulados durante la temporada regular. Este éxito y protagonismo acompañan a Gasol en su trayectoria con España: dos platas olímpicas (Pekín 2008 y Londres 2012, donde ejerció, además, como abanderado); un oro mundial (Japón 2006); tres oros europeos (Polonia 2009, Lituania 2011 y Francia 2015) más dos platas y un bronce en otros europeos, así como un mundial sub-19 (Lisboa 1999). En Río de Janeiro buscará redondear su palmarés con España antes de centrarse, tras su periplo de dos cursos en los históricos Chicago Bulls, en su nueva franquicia, San Antonio Spurs.

En vísperas de debutar en los Juegos Olímpicos, ¿en qué situación llega España a Río de Janeiro?
Nos hubiera gustado llegar aquí en otras circunstancias, porque hemos tenido una preparación bastante condicionada por lesiones, contratos, seguros médicos… y hasta casi la última semana antes de viajar (a Brasil) no hemos estado todo el grupo junto en los partidos. Esta situación es una desventaja, está claro, pero también me quedo con que hemos mostrado también buenas sensaciones y, aunque aún nos queda por afinar el ritmo de competición, confío en nuestras opciones y en que seremos capaces de estar bien en los partidos, que serán nuestro verdadero test.

Y llegarán en ese estado de forma óptimo que dice…
Nuestro propósito es ese, llegar al cien por cien al comienzo de la competición, porque tenemos rivales muy duros para empezar. Estas semanas de preparación han sido algo extrañas, como decía, porque, aparte de entrenar, algunos jugadores estábamos pendientes de firmar un contrato, hacer trámites del seguro médico y no todos hemos podido participar en los amistosos… pero creo que aún tenemos unos días para afinar la preparación y debutar estando al cien por cien.

Pensando en los rivales olímpicos, ¿cómo valora a los adversarios del grupo? ¿Hubiera preferido empezar con rivales teóricamente más sencillos? (con Argentina, Brasil, Lituania y Croacia)
Nuestro grupo es complicado. Normalmente, en unos Juegos Olímpicos, son 12 equipos y es normal que siempre te toque con rivales complicado. En este caso, son todos muy peligrosos. Por preferir, siempre prefieres comenzar con rivales más asequibles y dejar lo más complicado para más adelante, cuando ya tienes más rodaje y estás metido en competición. De todas formas, es algo que tampoco nos debe preocupar mucho, el calendario viene como viene y es algo que no podemos controlar. El lado positivo es que si lo hacemos bien en la fase de grupos, tendríamos un buen cruce.

Sin Curry y sin LeBron, entre otras ausencias, ¿Estados Unidos será algo más vulnerable?
Ambos son jugadores importantes, pero no debemos caer en ese error de decir que son peores. Estados Unidos cuenta con otros grandes jugadores de primer nivel con un nombre en la NBA, un gran entrenador y van a estar a un gran nivel en los Juegos. Son un equipo muy potente. Son los favoritos.

Pensando más allá de la primera fase y de los cruces finales, ¿podemos soñar con vivir otra final contra Estados Unidos?
Es normal pensarlo, pero no debemos caer en la tentación de pensar que ya estamos en la final. No va a ser un camino fácil. Hasta llegar a la final hay que ganar muchos partidos y batir a muchas selecciones. Debemos pensar sólo en lo más cercano. Tenemos, como te decía, un grupo complicado para empezar y sabemos que somos un equipo a batir, que todos querrán ganarnos. Y para eso, debemos estar pensando sólo en esta fase y llegar muy bien preparados a estos encuentros.

Personalmente, ¿cómo afronta estos Juegos Olímpicos? Por edad, quizá sean los últimos…
Bueno, sí, supongo que sí. Cuando llegas a estas alturas de tu carrera hay que saborear cada momento como si fuera el último. Lo llevo haciendo ya desde hace varios campeonatos y temporadas. Y lo volveré a hacer ahora en Río de Janeiro, y más porque supongo que serán mis últimos Juegos Olímpicos.

Y física y mentalmente, ¿cómo llega a esta cita olímpica?
Me encuentro muy bien, he descansado tras la temporada y hecho un trabajo específico para no perder la forma y las sensaciones son buenas, en cada entrenamiento estoy cogiendo el ritmo y pensando cada vez más en los Juegos Olímpicos. Lástima que no haya podido jugar más con el equipo hasta el momento por tema de contratos y seguros médicos. Esto me ha lastrado el afinar mi preparación, pero confío en tenerla para tratar de ayudar a llevar a este equipo a lo más alto posible en estas Olimpiadas.

Si tuviera que escoger entre una medalla de oro olímpica o un tercer anillo…
Yo siempre soy de los que piensa que lo primero que viene antes y eso es una medalla de oro con la Selección; luego, por supuesto, me encantaría conseguir otro anillo.

Atendiendo al palmarés reciente, ustedes son un seguro de éxito en cada campeonato, ¿dónde está la clave?
Sobre todo que nos encanta estar juntos, somos un grupo de amigos que pasamos este mes y medio juntos y nos divertimos jugando al baloncesto. Tenemos, además, un equipo no sólo de un talento alto de baloncesto, sino un grupo humano muy bonito. Ésta es la clave. Y estamos ilusionados en ganar todos los partidos y todos los campeonatos.

Ustedes, de todas formas, son sinónimo de éxitos…
Bueno, sí, no se nos da mal en los últimos campeonato, pero tenemos que tener claro que no siempre se puede ganar. Es muy complicado mantener el nivel. Nuestra filosofía siempre ha sido ir paso a paso, aspirando a lo máximo. Luego vienen los resultados, y se gana o no se gana. Esperemos que consigamos medalla en los Juegos.

Estos Juegos Olímpicos también son noticia por temas extra deportivos, ¿sigue preocupado por la existencia del virus Zika?
La situación está mejor, aunque es un problema que sigue existiendo, tanto en Brasil como en otros países. Hay que tenerlo presente. Luego, se ha hablado, comentado, concienciado a la población en general y se ha puesto un punto de presión a las autoridades y organismos que organizan los Juegos para que pongan las medidas oportunas para evitar cualquier contagio. Nosotros lo hemos hablado también con los médicos y nos han dado una serie de precauciones a tomar para no tener problemas.

¿Y cómo ha visto la decisión de Marc Gasol de renunciar a los Juegos Olímpicos?
Él ha decidido lo mejor; es una lesión de pie bastante complicada y que debe curarse muy bien. Ha estado progresando en su recuperación, a su ritmo, sin prisas, tomándose las cosas con calma y siempre ha mantenido la ilusión de poder estar con nosotros en Brasil, aunque era bastante complicado por tiempos y por contar con un estado de forma óptimo.

Volviendo a su persona, en este verano de 2016 se cumplen 15 años de su elección en el draft de la NBA, ¿con qué se queda de estos años vividos en la NBA?
Me quedo con todo, absolutamente con todo. Cada momento que he vivido ha sido importante y ha influido para el siguiente, para lo bueno y lo malo. De los grandes momentos, todo el mundo se acuerda, es lo más bonito y vistoso, pero los momentos malos me han servido para tener más fuerza, para trabajar más, para mejorar personal y deportivamente. Para seguir a un gran nivel.

En su elección del nuevo equipo (San Antonio Spurs), ¿qué factores han tenido más peso, lo deportivo, lo económico…?
Todo, se ha valorado todo, todo tiene un peso, una importancia. No he pasado ningún factor por alto. Deportivamente quería un proyecto importante, que me ilusionase y con el que pudiera aspirar a ganar; una franquicia que mostrará su confianza hacía mí. Y económicamente, que fuera una buena oferta, que el contrato tuviera una duración. También sé que voy a tener una buena calidad de vida, que también era un factor importante. Son cosas de poder elegir entre varias ofertas.

¿Ha sido complicado convivir con tantos rumores acerca de ir a un equipo u otro?
Bueno, digamos que es entretenido. Nos divierten estas cosas, algunas con más razón que otras. Es la NBA, donde el jugador, salvo que seas agente libre, tiene poco que decir. Nosotros, hemos podido escuchar y valorar toda la información y tomar una decisión.

Entrevista publicada en Diario Siglo XXI.

Related posts

1 comment

Marc Gasol: “Es normal que nos exijan ganar el oro, nosotros también nos lo exigimos para este Europeo” - Rafael Merino agosto, 2017 at 07:04

[…] esté donde está se lo debemos, entre otros jugadores que decía anteriormente, a Pau. Tanto Pau Gasol como Juan Carlos Navarro son jugadores y compañeros que me han marcado en lo personal y en lo […]

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy