Image default
Marketing

José Manuel Calderón: primera oportunidad para luchar por el anillo

A la sexta puede ir la vencida para José Manuel Calderón. El base español ha quedado cortado de manera amistosa con Los Angeles Lakers para poder elegir su futuro de aquí al final de temporada. Será la segunda vez en su carrera que se le presenta esta oportunidad y apostará de nuevo por caballo ganador.

“Gracias a los Lakers, Jeanie Buss, Magic Johnson, Luke Walton, entrenadores, aficionados y todos mis compañeros. He disfrutado ser un ‘laker’. Os deseo todo lo mejor”, dijo en su despedida vía Twitter.  Si en 2013 se decantó por unos Dallas Mavericks que mantenían los mimbres del 2011, año en que ganaron el anillo, ahora todo apunta a que su destino será la bahía de Oakland. Jugar como local en el Oracle Center significará hacerlo al lado de Stephen Curry, Kevin Durant, Thompson, Green y compañía. El base se convertirá, tal y como apuntan todos los rumores, en el suplente del base mejor valorado de toda la NBA y, por tanto, en miembro de los Golden State Warriors, que son para bet365 y todos sus pronósticos deportivos los claros candidatos al título, incluso por delante de los actuales campeones, los Cleveland Cavaliers.

A los 35 años a Calderón le puede llegar la oportunidad que llevaba esperando desde que allá por 2005 emprendió el viaje hasta el otro lado del Atlántico. Nunca antes tuvo a su alrededor tantos argumentos como para soñar con el anillo porque aquellos Mavs no eran ni de lejos tan favoritos como los actuales Warriors. La experiencia es un grado y esa puede ser su mayor contribución a una nueva generación de jugadores que pueden marcar un antes y un después en la competición.

Ocupará la última ficha libre

Desde que se inició el proyecto llevan dos finales disputadas, una ganada y una perdida, y ya tienen plaza asegurada para los ‘play-offs’ a falta de 23 jornadas para el final de la temporada regular con una marca de 50-9. Con una ficha libre, Calderón completará una plantilla de ensueño para Steve Kerr, que quiere olvidar el mal trago de perder la pasada final contra los Cleveland Cavaliers.

La suerte negada en la NBA, nunca fue extensible a la Selección. Ya retirado internacionalmente, Calderón podrá siempre presumir de haber formado parte de la mejor generación del baloncesto español.  Ocho fueron las medallas que conquistó con España, las misma que el número con el que más se identificó a la espalda y que lució en su etapa en los Toronto Raptors y en la Selección. Solo le faltó el oro olímpico, pero con Estados Unidos en su máximo esplendor las dos platas (2008 y 2012) saben igual de bien que el primer puesto del podio. Su último éxito lo logró el pasado verano con el bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. EE. UU se cruzó en el camino antes de lo previsto y tocó jugarse el último metal con Australia, saliendo cara en la moneda>.

Post patrocinado

Textos de interés...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más