Cerrar
Marketing

Mugendo, el centro de Artes Marciales para niños

Las artes marciales no sólo se circunscriben a conocer cómo defenderte, sino que también significan una forma saludable de ponerse en forma, de ejercitar los músculos del cuerpo y de divertirse en compañía. Estamos, además, ante una actividad indicada para todas las edades, incluyendo a los niños que, justamente con la vuelta a colegio, buscan en qué actividades ocupar su tiempo libre después de las clases. En Mugendo, una Escuela de Artes Marciales y Defensa Personal en España, cuentan con un programa de clases marciales para niños.

Precisamente, el nombre de Mugendo corresponde con un arte marcial destinada, entre otras edades, a los más pequeños, y conocida como Mugenkids, en donde no sólo se enseña las técnicas de las artes marciales, sino que se trabaja en otras enseñanzas como ser saludable, el compañerismo o la seguridad; así como los valores propios de las artes marciales. Enseñanzas que están orientadas a servirles para afrontar cualquier tarea que se les presente en su vida cotidiana, y no estrictamente relacionada con la defensa personal. Las clases de este Centro de Artes Marciales para niños se dividen en función de los niveles, experiencias y edades de los niños; habiendo diferentes programas desde los 2 a los 17 años de edad.

Incluir a un niño en un programa de artes marciales es altamente beneficioso para su salud física y mental, puesto que estamos ante una actividad que proporciona un buen número de beneficios. Primeramente, los niños se relacionan de manera respetuosa con otros niños, siendo ésta una de las premisas de cualquier arte marcial. Asimismo, la disciplina y la responsabilidad son otras de las características de esta actividad, y no sólo ya dentro de la escuela, sino como un factor a implantar en cualquier otra faceta de la vida del niño. Es una forma de vida, de trasmitir, como decíamos, unos valores positivos, al tiempo que los niños ganan en confianza personal y saber cómo desenvolverse ante situaciones de estrés.

Físicamente, los beneficios de las artes marciales son indiscutibles. Los niños desarrollarán aspectos básicos como la flexibilidad, coordinación, fuerza y psicomotricidad, además de practicar una actividad deportiva siempre saludable para su organismo. Y lo harán de manera amena, sencilla y divertida, como está orientado el programa de Mugenkids.

En este centro de artes marciales para niños, las clases están trazadas en tres áreas diferentes: aprendizaje de técnicas marciales, desarrollo de habilidades físicas y agenda de desarrollo personal, en donde se aprenden y realizan tareas y técnicas idóneas para conocer valores básicos como el respeto, la comunicación, la disciplina, amistad o confianza, entre otras muchas. Si consideras que tu niño puede encajar en una actividad como ésta y desarrollarse física y personalmente, puedes visitar alguno de los centros que Mugendo tiene en Cataluña, País Vasco, Canarias y Castellón.

Más información:
www.mugendo.es

*Post patrocinado

Rafael Merino

The author Rafael Merino

Rafael Merino, periodista deportivo con más de 15 de experiencia en la redacción de noticias, crónicas, reportajes y entrevistas sobre deportes. Acreditados a encuentros de Primera división, ACB, Mundiales de baloncesto, gira NBA, Mundiales de ciclismo, Mutua Madrid Open, entre otros eventos deportivos.