Image default
Reportajes

Nairo Quintana busca el imposible del siglo XXI: Giro de Italia y Tour de Francia

No sería una proeza absoluta y carente de precedentes; sí sería alcanzar un imposible en este siglo XXI. Nairo Quintana ansía convertirse en el primer ciclista que firma un doblete consecutivo en grandes vueltas dentro de la presente centuria, bien Giro y Tour o Tour y Vuelta. Su hoja de ruta es clara: el Giro de Italia, primero; el Tour de Francia, después. De materializarse este objetivo, el ciclista colombiano entraría en esa sala de históricos como Coppi, Merckx, Hinault, Induráin… o el malogrado Marco Pantani, quien ostenta el honor de ser el último ciclista en firmar un doblete, aunque su hito data del siglo pasado, de 1998. Eran otros tiempos. Otro ciclismo. Otros ciclistas.

El excelso grado de confianza de Nairo Quintana en sí mismo es tan poderoso como su ambición en acceder con todos los honores en la historia del ciclismo. Sería una narrativa con un elevado matiz épico, acentuado por la importancia de las murallas a derribar: adversarios de un calado como el británico Froome (su máximo adversario en el Tour de Francia); el cumpleaños centenario del Giro de Italia capaz de atraer a un mayor número de estrellas a esta edición; el cansancio físico y mental consecuencia de estar al máximo durante tres semanas; el escaso tiempo de recuperación y preparación entre ambos objetivos (unas cuatro semanas trascurren entre la ronda italiana y francesa); el controlar elementos incontrolables como una caída, un pinchazo o una avería; o el contar con una escuadra, como el Movistar Team, que controle todos los pormenores de carreras tan exigentes.

El apartado histórico tampoco es un aliado para el colombiano. Ningún ciclista ha sido capaz de enlazar victoriosamente dos grandes vueltas de manera consecutiva en el presente siglo. Ni Contador, ni Froome (éste siempre con Tour y Vuelta a España). Y porque ni el propio Quintana ha conseguido coronarse en París; que sí en Milán, donde triunfó en la temporada de su estreno. Quizá éste sea el clavo al que pueda agarrarse el colombiano en su escalada. Conoce ambas carreras, tiene experiencia y sus recorridos son montañosos, ajustados a sus cualidades; aparte de su notable mejoría cuando el crono es el enemigo máximo. Y existe otro dato de especial relevancia: sus números en las grandes carreras. Otro viento a favor.

Fiable en grandes Vueltas

A sus 27 años, adentrándose en la madurez como ciclista -otro elemento favorable- suma 15 grandes vueltas en su palmarés, si incluimos carreras de menos de tres semanas, aunque con el prestigio, dureza y exigencia como para elevarlas a categoría de competiciones reinas. De esta forma, desde 2014, Nairo Quintana ha disputado 23 grandes vueltas, y en 17 de ellas siempre ha finalizado en el podio. Otro dato aún más relevante: de sus últimas ocho vueltas disputadas ha ganado cinco. Unos números excepcionales. Y con esa marca de 15 vueltas, el colombiano supera a Froome (13) y Nibali (12), aunque queda a cierta distancia de su compañero de colores, Alejandro Valverde (17) y aún más rezagado con Contador (22).

Y de esas 15 victorias, siete fueron en carreras enmarcadas en el calendario WorldTour: Vuelta al País Vasco (2013), Giro de Italia (2014), Tirreno-Adriático (2015 y 2017), Volta a Catalunya (2016), Tour de Romandía (2016) y Vuelta a España (2016). Sólo rompió esta racha en la Vuelta a España de 2015, cuando se retiró tras una caída mientras marchaba como líder. Quintana, pues, se encuentra ante un desafío de altura, de hollar una cumbre imposible en el actual ciclismo.

Textos de interés...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más