Reportajes

España se mueve al ritmo del Valencia Básquet de Fernando San Emeterio

Fernando San Emeterio

Seis temporadas, seis campeonatos de Liga Endesa con dirección a Madrid o Barcelona. Desde 2010 a 2017. Sólo dos excepciones a este duopolio: el éxito del Baskonia (final de 2010 contra el Barcelona) y el más reciente, y sorpresivo, del Valencia Básquet (contra el Real Madrid). Y en ambos hitos, un nexo en común: Fernando San Emeterio. El escolta-alero (junto a él, sólo otros dos jugadores, como Jesús Lazaro y Walter Herrmann han sido dobles campeones sin necesidad de enfundarse la camiseta del Real Madrid o Barcelona), nacido en Santander (1984) y criado en Valladolid, está concentrado con la selección de España, inmersa en pleno proceso de preparación de cara al Eurobasket, a celebrarse en las sedes de Finlandia, Israel, Rumanía y Turquía (del 31 de agosto al 17 de septiembre).

Antes de enfundarse la camiseta de entrenamiento, Fernando San Emeterio atiende a los medios de comunicación presentes en el acto de presentación de los jugadores convocados por Sergio Scariolo. Una convocatoria gobernada por el Valencia Básquet, club que aporta hasta un total de cuatro jugadores: al mencionado San Emeterio, se suma Guillem Vives, Joan Sastre y Pierre Oriola, aunque éste último está ya comprometido con el Barcelona. Ni Real Madrid (sólo Llull), ni Barcelona (sólo Navarro), sino que el ritmo corre a cargo del Valencia Básquet. “Esto es otra alegría a una inolvidable temporada. Personalmente, estoy muy contento de poder estar aquí y trabajaré para ayudar en todo lo que pueda y contribuir al éxito colectivo”, reconoce San Emeterio. “Estar aquí es un premio para todos, pero en especial para mis compañeros, porque, este año, han demostrado su valía, su preparación y su capacidad para estar en grandes equipos como esta selección”.

Sabemos manejar la presión de ser favoritos

Porque esta España de Scariolo vuelve a aspirar a revalidar su presea de oro. “Esta selección es un equipo preparado y con sobrada experiencia en luchar por cosas importantes. No nos afecta la presión de hablarse de medalla de oro, porque hemos manejado siempre muy bien la vitola de ser favoritos. Está claro que vamos a por el oro, aunque si soy sincero, no hemos pensado en más allá de la preparación”. En este tramo de previo al Europeo, con varios amistosos, será el momento para que Vives y Sastre apuren sus opciones de convencer al seleccionador, pues San Emeterio, salvo sorpresa, estará entre los elegidos finales (con España es doble oro y bronce europeos y plata olímpica). El caso de Oriola es distinto a sus compañeros. La ausencia de Mirotic abre su opción a estar en la convocatoria final en detrimento de Diop y el debutante Saiz.

Nuevos nombres que refuerzan esa tendencia exitosa del baloncesto español. “Contar con nuevos valores y estar tantos años seguidos brillando en los campeonatos europeos, mundiales y Juegos Olímpicos habla muy bien de cómo se está trabajando en las categorías inferiores; así como en saber llevarlo a la selección absoluta. ¡Qué no es nada sencillo!, exclama San Emeterio, quien confía en mantener este ritmo durante los próximos años. “Venimos de una generación dorada, la más exitosa del baloncesto español, pero estoy seguro que no se acabará con ellos, porque por detrás vienen jugadores con mucho talento y ojalá puedan darle continuidad a estos éxitos”.

Navarro es mi ídolo

Porque en este Europeo, la selección asistirá a la despedida de Juan Carlos Navarro (que superará a Epi como el jugador con más internacionalidades) “Tengo muy buenos recuerdos de Navarro. Es un jugador que, además, era mi ídolo antes de llegar yo a la elite del baloncesto. Luego, además, estoy teniendo la suerte de ser su compañero en la selección, de haber jugado con él… estoy seguro que nos darán algunos grandes momentos en este Europeo”. Para esta cita, San Emeterio elude pronunciarse sobre los adversarios. “No soy de tener miedo a nadie; sí hay rivales duros, pero nos preocupa más el prepararnos bien, el cuidarnos la salud, que no haya percances. Esto es lo más importante de aquí a un mes que empiece el europeo”.

Una cita que la selección afrontará de la misma manera que el Valencia Básquet hizo con la final de Liga Endesa contra el Real Madrid. “Con la máxima ilusión y ambición, pero con la máxima humildad”. “Ahora mismo, nuestra misión es centrarnos en hacer una buena preparación y luego ya habrá tiempo de pensar en el campeonato”. Mientras tanto, San Emeterio continúa saboreando el trofeo de Liga Endesa. “Supuso una alegría inmensa. Con el paso de los días, lo saboreas con más calma, te das cuenta de la repercusión que ha tenido y no sólo en Valencia, sino en toda España. Pero esto va rápido, así es el deporte y ya tenemos que pensar en otros objetivos”

A nivel de selección queda claro que revalidar la medalla de oro y a nivel de clubes, y dentro de unos meses, arrancar una nueva temporada con nuevo entrenador (Txus Vidaorreta), nuevos compañeros y nuevas competiciones. “Jugar la Euroliga, para nosotros, será otro gran premio y también una gran oportunidad. Sé que habrá cambios, pero no tendremos que mirar al futuro, sino acoplarnos y dar lo máximo, como hicimos esta pasada temporada, y siempre con ilusión, ambición y humildad”. Así mezcla la receta del éxito del Valencia Básquet, y también la de la selección de España de baloncesto, que se mueve al ritmo del Valencia Básquet de Fernando San Emeterio.

Textos de interés...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más