abril, 2018
Entrevistas

Tony Martin: “El ciclista pasa horas en soledad, hay que ser fuerte mentalmente”

Tony Martin

El cronometro nunca es un inconveniente para Tony Martin (Cottbus, Alemania; 1985). Al contrario, el ciclista alemán es el mejor amigo del crono. Se siente poderoso en la pugna con el tiempo. El refuerzo estrella del Katusha-Alpecin para esta temporada de 2017, y después de militar durante cuatro campañas en el Omega Pharma/Etixx, es el rey de la contrarreloj: cuatro veces campeón del mundo (2011, 2012, 2013 y 2016), seis veces de su país (2010, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016) y medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres. En el palmarés de Tony Martin también figuran cinco etapas en el Tour de Francia, dos más en la Vuelta a España y una París Niza, entre otros éxitos.

Recientemente, usted ha sido padre, ¿cómo ha cambiado su vida desde entonces?
Mi vida ha cambiado por completo. Y también han cambiados mis horarios de entrenamiento diario; aunque, normalmente, soy muy estricto en estas cosas: a las 8 de la mañana ya estoy haciendo rodillo; a las 9:30, desayuno; y a las 11:00, hago un entrenamiento en carretera. Mi novia está asumiendo una gran parte del trabajo, la verdad; pero cuando ella tiene otras cosas que hacer, por supuesto que yo también ayudo. El ser padre hace que mi día de ciclista sea un poco más de improvisación que cuando no era padre. Pero, por otro lado, conseguí lo más hermoso de la vida: tener un niño. Esto también es una situación relajante para mí. No hay nada que pueda hacerme más feliz.

¿Cuáles son sus sensaciones para esta nueva temporada?
¡Muy buenas! Gané de inmediato una etapa en mi primera carrera de la temporada, en la Vuelta a Valencia, y esto me ha dado un buen impulso, tanto a mí como al equipo. ¡No hay mejor manera de comenzar una temporada! Aunque considero que aún más importante es el hecho de sentirme cómodo en mi nuevo equipo. El ambiente es perfecto. Esperaba necesitar más tiempo de adaptación al equipo, pero no ha sido el caso.

¿Cuáles serán sus verdaderos objetivos para este curso?
Tendré tres grandes objetivos: las clásicas, el prólogo del Tour de Francia y conseguir un nuevo título de campeón del mundo de contrarreloj.

Después de tantos años en Omega Pharma/Etixx, usted se enrola en el proyecto del Katuska, ¿Por qué?
Realmente fueron ellos los que insistieron. Ellos me querían en su proyecto. Y estaba también Canyon como socio; ahora me siento casi como en casa, como estar casi en un equipo alemán. Además, Canyon es una marca que siempre estaba buscándome y creo que están haciendo un trabajo realmente bueno, y creo que también pueden ser unos buenos socios para mí en el futuro. Éstas son todas las razones por las que quería unirme a este proyecto. Si es la decisión correcta o incorrecta, usted sólo me lo podrá decir después de uno o dos años, pero, por el momento, me siento muy cómodo en esta estructura y soy realmente feliz de formar parte de este equipo.

“En el Katusha-Alpecin, siento que cuentan conmigo, que confían en mí, y yo estoy realmente involucrado en el proyecto, así que no echo en falta a mi anterior equipo”

¿Qué le ha sorprendido de su nuevo equipo?
Uno sabe que al final, todos los equipos de WorldTour tienen una manera similar de trabajar, que cada equipo tiene sus pros y sus contras, pero, aquí, en el Katusha-Alpecin, siento una sensación agradable. Lo bueno para mí está en que confían en mí. Siento que cuentan conmigo. Y yo estoy realmente involucrado en la toma de decisiones sobre temas de mejora del rendimiento: aerodinámica, ropa y todos esos detalles que pueden influir en mí, y esto es bueno. Por ahora, no echo de menos a mi antiguo equipo, pues aquí también tienen una mentalidad positiva. Son gente abierta y divertida, y dedicada a alcanzar el mismo objetivo, que es ganar y hacerlo en equipo.

¿Qué responsabilidades tendrá Tony Martin en el Katusha-Alpecin?
Con Alexander Kristoff e Ilnur Zakarin, soy uno de los tres líderes. Nosotros tres tendremos que terminar el trabajo, es decir: ganar carreras.

¿Cómo están siendo sus primeras semanas en Katusha-Alpecin?
Muy emocionantes, había mucha gente nueva a mi alrededor, te encuentras nuevos métodos de trabajo, una nueva organización, así que también tenía que acostumbrarme, pero, hasta ahora, me siendo como en casa. Los directores me explicaron de manera detallada en qué consistían sus planes, cómo iba a ser el proyecto, cómo es lo que tienen planificado para el futuro. Estuve en varios stages de pretemporada muy positivos y luego, como comentaba, he ganado de inmediato, esa etapa en la Vuelta a Valencia. No hay mejor manera de empezar la temporada. El equipo me ayuda mucho y los nuevos compañeros enseguida han visto mi profesionalismo.

Entre sus objetivos, ¿qué clásicas tiene marcadas en su calendario? ¿Todavía sueña usted con ganar la Paris Roubaix?
Mi primer gran objetivo es, de hecho, la París-Roubaix; de momento, parece que Alexander Kristoff será nuestro líder en Flandes. Y en Roubaix, yo puedo ser el líder, aunque esto no quiere decir que en estas carreras u otras competiciones podamos cambiar nuestros planes o prioridades. Haber estado con ciclistas como Boonen, Sybar y Terpstra ha sido positivo para mí, aprendí mucho de ellos, y eso me ayudará ahora cuando corra centrado en las clásicas.

“El Tour de Francia sale de Düsseldorf, y uno de mis objetivos es ganar el prólogo; el otro será ser campeón del mundo contrarreloj y tratar de ganar la Paris Roubaix”

¿Y el Tour de Francia? Esta edición comienza en Alemania…
El Tour de Francia será muy importante para mí; sería un sueño ganar el prólogo, pero no será sencillo, hay otros muy buenos candidatos al triunfo. Ganar esa etapa es un objetivo, no sólo porque el Tour de Francia comienza, además, en Düsseldorf, sino porque contamos con copatrocinadores alemanes, como Alpecin y Canyon, en el equipo. Y ganar también sería muy importante para ellos. Pero tampoco quiero poner demasiada presión sobre mí, porque soy consciente, como te decía, que hay otros corredores, como Rohan Denis y Tom Dumoulin, que también estarán muy fuertes y motivados ese día. Después de las clásicas, me centraré al cien por cien en estar a tope ese día. Me prepararé de la mejor manera posible. Y después de ese prólogo, voy a hacer todo lo posible para ayudar al equipo a ganar etapas.

¿Cómo explica Tony Martín su poderío en las pruebas de contrarreloj? ¿Cuál es su secreto?
Primeramente, un factor fundamental está en tener una buena genética para afrontar este tipo de especialidad. Luego, una buena preparación e intensidad en los entrenamientos también son factores a tener en cuenta. Aunque, creo, que la fuerza mental es lo más importante. Tener una cabeza fuerte mentalmente es el factor más importarte para hacer una buena contrarreloj. El ciclista tiene que estar muy bien preparado para sufrir en soledad durante muchas horas.

¿Tiene algún recuerdo más especial de alguno de sus oros conseguidos en los campeonatos del mundo de ciclismo?
Me acuerdo de todos, pero mi mejor recuerdo es el de mi primera medalla de oro, en Copenhague. Fue un momento precioso. Ya a tres kilómetros del final sabía que iba a ganar, aunque estaba totalmente muerto y fue mi bicicleta la que me llevó victorioso a la meta. Yo estaba realmente emocionado. Luego, lo celebramos con todas las personas que me apoyaron, durante meses, a alcanzar esa medalla. Nunca olvidaré ese día.

“Lamentablemente, muchas personas piensan que nuestro deporte sigue enfermo, pero puedo garantizarles que no es así; en Alemania, estamos en una situación muy buena”

¿Y el récord de la hora? ¿Está en la mente de Tony Martin?
¡Oh sí! En 2016, perdí un poco mi enfoque de ir a batir el récord de la hora. Pero ahora ya he vuelto a encontrar mi motivación. Y también el fabricante de bicicletas Canyon está interesado en que afronte este reto. Ellos tienen experiencia y una buena bicicleta y sé que me van a apoyar. ¿Cuándo lo vamos a hacer? Aún no tengo ni idea. Seguramente no sea en 2017, pero tampoco quiero esperar mucho tiempo

¿En qué situación se encuentra el ciclismo en Alemania?
Estamos en una situación muy buena, diría que la mejor desde hace muchos años. Hace diez años, la televisión alemana evitaba el ciclismo debido a los escándalos de dopaje. Lamentablemente, muchas personas piensan que nuestro deporte sigue enfermo, pero puedo garantizarles que no es así. Corredores como Andre Greipel, Marcel Kittel, John Degenkolb y yo pusimos de nuevo el ciclismo alemán en el mapa. Los canales de TV ARD y ZDF están regresando en estos últimos años y el resto les seguirá. Soy muy optimista. Y además, este año, el Tour de Francia empieza en Dusseldorf.

Entrevista publicada en Diario Siglo XXI.

Related posts