Cerrar

Reportajes

Reportajes

Zeljko Obradovic, una apuesta segura en Euroliga

no thumb

El técnico balcánico, actual responsable del Fenerbahce, es el entrenador más laureado del baloncesto europeo con 8 Copas de Europa en su palmarés; y se cruza en semifinales con el Real Madrid, club que hace 20 años ganó una Euroliga con el técnico serbio en el banquillo.

El genio se tomó un breve descanso antes de retornar a los banquillos, moldear a su imagen y semejanza a un millonario Fenerbahce y presentarse en otra Final Four. El club turco, tras deshacerse por la vía rápida del Maccabi -actual campeón de Europa- buscará su primer cetro continental en su primera comparecencia en una fase final; su técnico, Zeljko Obradovic (Cacak, Yugoslavia, 1960), por el contrario, aspira a engrandecer su leyenda de entrenador ganador, puesto que optará a su noveno entorchado, tras ganarlo anteriormente con cuatro equipos distintos. Curiosamente, hace 20 años, el técnico serbio triunfó con el Real Madrid, su adversario en semifinales, club con más Copas de Europa en sus vitrinas (nueve) y entidad que no gana este trofeo desde entonces, en Zaragoza, en 1995.

Ocho Euroligas con cuatro equipos
En 2013, y después de una temporada de descanso en familia, Zeljko Obradovic estampó su firma con el Fenerbahce (hasta junio de este 2015), a razón de tres millones de euros netos por temporada, y con una consigna clara: «No vengo aquí para lograr resultados mediocres». Después de una temporada de transición, Zeljko Obradovic está a dos encuentros de hacer historia con un club abocado a sumar fracasos curso tras curso a pesar de sus múltiples inversiones millonarias. Si acaba coronado en Madrid, el preparador serbio reforzará su calificativo como rey midas de este torneo. El técnico balcánico suma ocho trofeos (más que ningún otro entrenador; Messina, sólo suma 3) con cuatro conjuntos diferentes: Partizan (1992), Joventut (1994), Real Madrid (1995) y Panathinaikos (2000). Con el equipo griego, además, repitió en otras cuatro ocasiones (2002, 2007, 2009 y 2011). Sólo se le ha resistido la Euroliga, hasta la fecha, con la Benetton de Treviso italiano.

Los comienzos en Turquía, sin embargo, no fueron prósperos. A pesar de las expectativas generadas con la contratación de Zeljko Obradovic -una apuesta segura- y del dispendio económico de los rectores del Fenerbahce (35 millones de euros de presupuesto, sólo superado por el CSKA), la pasada temporada se cerró con una profunda decepción europea. El equipo amarillo y azul se estrelló en el Top 16 y cerró su participación con un triste balance de seis triunfos y ocho derrotas. La maldición del cuadro otomano pesó más que la leyenda victoriosa de Zeljko Obradovic. Doce meses después, el balcánico ha dado la vuelta a la situación. El Real Madrid aguarda en semifinales de la Final Four de Madrid.

Un maestro en exprimir plantillas
La clave de este cruce estará -talento aparte de los jugadores del Real Madrid- en la maestría del balcánico para exprimir al máximo una plantilla con notables jugadores, aunque teóricamente inferiores al cuadro madridista, con nombres como Bogdan Bogdanovic, Jan Vesely, Ricky Hickman, Emir Preldzic, Nikos Zisis o Andrew Goudelock, entre otros. De hecho, ésta es una de sus máximas como entrenador: “Mi trato personal con cada uno de ellos es para ayudarles individualmente y para buscar el bien del equipo y nunca habrá nada personal que afecte en la cancha. Cada vez que le corrijo y le hablo a un jugador quiere decir que me interesa; si un día paro, entonces querrá decir que no me interesa nada”.

Si se obra el milagro -el Fenerbahce no es favorito en una cita con Real Madrid, Olympiacos y CSKA-, Zeljko Obradovic aumentará su leyenda en el Olimpo de los entrenadores. Sería otra obra maestra, otra muestra de su enorme capacidad para convertir a un equipo normal en campeón a base de mucho esfuerzo, trabajo y dedicación. La historia dice que Zeljko Obradovic es una apuesta ganadora en Euroliga (ocho trofeos en 13 comparecencias). ¿Será verdad una vez más? El Real Madrid tiene la última palabra en Madrid.

Reportaje publicado en Diario Siglo XXI.

read more
Reportajes

Mutua Madrid Open 2015: cifras de Grand Slam con final entre Nadal y Murray

no thumb

Madrid organiza la decimocuarta edición de su Masters 1.000. Los tenistas centran el foco de un torneo que esconde otros datos relevantes comenzando por sus 8 millones de euros en premios a repartir entre el 1 y este 10 de mayo en Caja Mágica, donde bien Nadal o bien Murray se coronarán como campeones. Kvitova lo hizo ayer en féminas, como ya hiciera en 2011.

La historia de Madrid con su torneo de tenis arrancó en las instalaciones del Madrid Arena, donde se celebraron las primeras ediciones hasta el traslado definitivo a la Caja Mágica, estandarte de unos Juegos Olímpicos que no acabaron recayendo en Madrid. Mientras tanto, a primeros de mayo, estas modernas instalaciones se usan para albergar un prestigioso torneo de tenis, especialmente si atendemos a su elenco de ganadores: André Agassi (2002), Juan Carlos Ferrero (2003), Marat Safin (2004), Rafael Nadal (2005, 2010, 2013 y 2014), Roger Federer (2006, 2009 y 2012), David Nalbandian (2007), Andy Murray (2008), Novak Djokovic (2011), Dinara Safina (2009), Arevane Rezai (2010), Petra Kvitova (2011), Serena Williams (2012 y 2013) y María Sharapova (2014).

Detrás de estos nombres, hay otros datos y personas que hacen posible que Madrid organice con éxito, y reconocimiento internacional, un torneo de tenis comparable a la categoría de un Gram Slam. Empezando por sus instalaciones: 3 estadios (Estadio Manolo Santana, Estadio Arantxa Sánchez Vicario y Estadio 3) con una capacidad de 12.500, 3.500 y 2.500 personas, respectivamente; 4 pistas de competición exteriores y otras 10 pistas de entrenamiento. Y continuando por los premios económicos que se reparten entre los tenistas: más de 8 millones de euros.

A esta cita -con la notable ausencia de Djokovic- el Mutua Madrid Open reúne a 56 jugadores, de los cuales 16 serán cabeza de serie, 7 llegan de la previa (participan 28 jugadores) y 4 con una invitación de la organización, el conocido Wild Card. En féminas, el abanico sube hasta las 64 jugadoras, de las cuales 16 serán cabeza de serie, 8 se ganaron su participación en la fase previa (de un total de 32 participantes) y 5 con una Wild Card de la organización. Algunos de estos tenistas tomarán parte también en el torneo de dobles, cuyo cuadro reúne a 28 parejas masculinas y 32 en féminas. Esta selecta representación utilizará 10.000 pelotas Dunlop Fort Clay Court (2.500 botes de 4 bolas); las mismas unidades que se emplearán en los encuentros del cuadro femenino. Y en cuanto a toallas, el torneo tiene previsto repartir 1.500 toallas de pista y 1.500 toallas de ducha.

Tiempo de ocio y compras
Pero no todo es tenis en la Caja Mágica. Durante estos diez días de torneo, también existe lugar para el entretenimiento y las compras. Los accesos a las pistas estarán poblados de expositores que ofrecen desde algo de comer a los últimos modelos de zapatillas o camisetas que cualquier aficionado puede lucir en sus partidos de tenis con amigos. Y cuando el tenis cierra su jornada, se abre el tiempo del ocio, con conciertos y opción a tomarse una cerveza o un vino en alguna de las terrazas. Para ello se montarán 39 boutiques; 5 boutiques VIP; 10 stand de patrocinadores del torneo; 15 stand de marcas relacionadas con el tenis; 31 stands donde comer o tomar algo una vez hayan finalizado los partidos de tenis.

Pero ni el tenis ni el ocio serían posibles sin el personal (contratado y voluntarios) que hace posible todo esto sin llevarse el aplauso del aficionado. El grueso se concentra en los voluntarios del torneo: 659 personas. Después, el conjunto de árbitros (142), los recogepelotas (160 niños y 30 modelos para los partidos en horario estelar); azafatas (62); miembros de seguridad (200); control de acceso (142); conductores para los jugadores (70 más 30 personas de coordinación); personal de arreglo de pistas (50); equipo médico (15) e integrantes de comunicación del torneo: 15 personas más 63 voluntarios. Ellos también contribuyen a que el Mutua Madrid Open sea un torneo de referencia a nivel internacional.

Nadal contra Murray
A las 19:00 horas, el Mutua Madrid Open empezará a echar el cierre con el partido más esperado: la final. A un lado, estará el ídolo local, Rafa Nadal; enfrente, Andy Murray. El escocés, que ya sabe lo que es ganar en Madrid (aunque no sobre arcilla) no es un adversario cualquiera: es el número 3 de la ATP y número 2 del torneo. Además, Murray está invicto esta temporada en tierra y viene de ganar en Múnich. Y en semifinales, se deshizo del japonés Nishikori (6-3 y 6-4). Nadal, por el contrario, empieza a recuperar su tenis. Ayer, ganó a Berdych (7-6 y 6-1) mostrando su tenis de siempre. Madrid es talismán para Nadal, que firma su sexta final en la Caja Mágica (todas desde 2009, excepto la edición de 2012), que serían siete incluyendo la final ante Ljubicic, en el Madrid Arena (2005). Ésta es la tercera consecutiva y, en caso de vencer, se quedaría en propiedad el trofeo Ion Tiriac. También se trata de la primera final de Masters 1.000 para Nadal desde hace prácticamente un año (Roma, 2014).

Kvitova recupera el trono
Petra Kvitova se proclamó, por segunda vez campeona del Mutua Madrid Open (ya lo fue en 2011), al vencer en la final a Svetlana Kuznetsova (6-1 y 6-2). El partido apenas duró 1 hora y 6 minutos de juego. La checa se encontró un partido muy cómodo debido a los problemas físicos de su rival, Kvitova aprovechó esta circunstancia para dominar los golpes y resolver por la vía rápida. Con esta victoria, Petra Kvitova consolida su cuarta plaza en la clasificación mundial e iguala el récord de Serena Williams (a la que derrotó en semifinales y rompió su récord de triunfos seguidos, puesto que no caía desde el 22 de octubre de 2014) con dos entorchados en Madrid.

Reportaje publicado en Diario Siglo XXI.

read more
Reportajes

Kei Nishikori, el emperador del tenis, se gana al Mutua Madrid Open

no thumb

El japonés, subcampeón del Mutua Madrid Open, centra la atención de los focos, como un tenista versátil y capaz de adentrarse en el monopolio de Djokovic, Nadal y Federer. Su debut en Madrid se saldó con victoria ante David Goffin.

Su madre es profesora de piano y su padre es ingeniero. Él se decantó por ser profesional del tenis. A los cinco años empuñó su primera raqueta, a los 14 años se marchó a Estados Unidos para entrenar en la Academia IMG Bollettieri en Florida y sin hablar una palabra de inglés. Y desde entonces no ha parado de crecer: conquistó el título de dobles de Roland Garros junior en 2006; fue nombrado jugador ATP Revelación del Año en 2008; fue subcampeón del US Open en 2014; y actualmente figura como número 5 del mundo. A sus 25 años está considerado como uno de los sucesores del trío formado por Djokovic, Nadal y Federer. Su nombre es Kei Nishikori (Shimane, Japón; 1989).

Después de renovar su corona de campeón en el Conde de Godó (Barcelona), Kei Nishikori se presenta en el Mutua Madrid Open -debutó con triunfo trabajado sobre el belga David Goffin, por 2-6; 6-4; 4-6- con el objetivo de mejorar su clasificación de 2014, donde sólo claudicó, por problemas físicos en su espalda, ante Rafa Nadal en la final de la Caja Mágica. El japonés encabeza el grupo de tenistas con opciones de hacerse con el torneo y desbancar a Nadal y Federer, máxime cuando el serbio Djokovic renunció al Mutua Madrid Open. “Gané en Barcelona así que me siento confiado”, confesó Nishikori, quien también ha ganado en Memphis esta temporada. “Tuve la oportunidad de jugar bien aquí (por Madrid) el año pasado, pero fue muy duro tener que retirarme de la final, especialmente porque estaba ganando. Espero poder llegar de nuevo a la final este año y hacerlo bien”.

Más fuerte física y mentalmente
Nishikori, querido por el público de Madrid, se siente cómodo ante los torneos de tierra batida a pesar de no criarse en esta superficie como sucede con los tenistas españoles: “Me encantaba la arcilla cuando jugaba en junior. Pero yo soy japonés y allí no hay ninguna pista de tierra batida, así que no estoy acostumbrado realmente a ella. Pero para mí, mi tenis, creo arcilla es muy conveniente para mí. Tengo buen juego de piernas y puedo obtener una gran cantidad de pelotas, y puedo ser agresivo también. Aún me siento más cómodo en pista dura, pero he estado jugando muy bien este año y el año pasado en tierra batida. Ya no soy inseguro mientras juego en tierra batida y sé mantener la calma”, reflexionó ante los medios –entre los que se encontraba Diario Siglo XXI- en la previa a su estreno en el Mutua Madrid Open.

“Ahora soy más fuerte tanto física como mentalmente este año”, indicó Nishikori. No sólo es una reflexión, sino un aviso a navegantes. Ambos aspectos eran los puntos débiles de un tenista japonés constante en su aprendizaje, en sus tiempos de entrenamiento, en su infinita paciencia, en su plena confianza en sus posibilidades, en la precisión y dureza de sus golpes, en su rapidez de piernas y en no rendirse nunca. La cultura japonesa. Pero este crecimiento como tenista y como persona no sólo se debe a esto.

Michael Chang, como maestro
El secreto de Nishikori reside también en las enseñanzas de Dante Bottini, su entrenador argentino desde 2008. A ellos se suma su reciente colaboración con el ex jugador Michael Chang (campeón de Roland Garros), el cual ha ayudado a posicionarse sobre la arcilla. “Sí, seguro. Él tiene mucha experiencia en la arcilla, y trabajamos en un terreno de cosas, sobre todo en tierra batida, juego de piernas y una gran cantidad de la alimentación también, y me está ayudando mucho en tierra batida. Hemos estado trabajando juntos cinco años, creo. Es muy tolerante, pero también, en la cancha, él es muy apasionado, trabaja duro, y él es un entrenador muy duro, así que me encanta trabajar con él. Él me da buenos consejos”, aseguró Nishikori de Bottini y Chang.

Objetivo: un Grand Slam
Con la mente puesta en Madrid, Nishikori no oculta sus deseos de alzarse con un Grand Slam. “Espero que sí. No voy a decir que sea este año, pero espero ganar un gran torneo en un par de años. Siento que puedo hacerlo”. De hacerlo, Nishikori entraría en la historia, pues ningún tenista nipón habría llegado tan lejos. No sólo eso. Nishikori crearía más escuela en Japón. “Por supuesto que necesitamos más medios porque no somos un país con mucha tradición tenística. Poco a poco espero que muchos niños empiezan a jugar al tenis, y también espero que el tenis se haga más grande en Japón”. Mientras, Nishikori continúa su periplo por el Mutua Madrid Open con vistas a convertirse en el emperador del tenis.

read more
Reportajes

El equipo Nadal: los hombres que acompañan al campeón

no thumb

Pocos deportistas cuentan con el currículum de Rafa Nadal. Los calificativos elogiosos hace tiempo que se agotaron. El balear será considerado uno de los mejores tenistas de toda la historia cuando se retire. Pero, ¿cuál es el secreto de sus triunfos? No sólo responde al talento, afán de superación, entrenamientos, físico, capacidad de competir o sacrificios. Su equipo, sus hombres de confianza, aparte de sus seres más queridos, ayudan a los éxitos de Nadal. Ellos también se han labrado ese currículum.

El tópico del tenis visto como un deporte de esfuerzos individuales se desvanece en cuanto se entra en contacto con Nadal. Para él, este deporte es un trabajo en grupo, donde cada pieza desempeña una parte muy activa dentro del engranaje de todo tenista, muy especialmente en lo referido a Nadal. “Lo genial de los profesionales que me acompañan en la temporada tenística es que consiguen que mi trabajo no parezca un trabajo y me brindan amistad… sin ellos, sería llevar una vida extrañamente solitaria y nómada, saltando de aeropuerto en aeropuerto, de hotel anónimo en hotel anónimo… porque Hagamos lo que hagamos, siempre estamos juntos”, escribe John Carlin en Rafa Nadal, biografía autorizada (realizada durante unos viajes entre el escritor británico y el tenista).

¿Y quiénes forman este equipo? Aparte de Toni Nadal, tío paterno y escultor deportivo y, en parte, de la personalidad de Rafa Nadal, hay otros profesionales que realizan, sin necesidad de atraer los focos, un trabajo específico que contribuye a los triunfos de Nadal. Éstos no son otros que Rafael Maymo (‘Titín’), Joan Forcades, Francis Roig, Ángel Ruiz Cotorro, Carlos Costa, Benito Pérez-Barbadillo y Jordi Robert (‘Tuts’). Ellos son una parte muy grande de Nadal. “Me costaría desarrollar mi juego si fuera uno de esos tenistas, de los que hay tantos, que no paran de cambiar a los miembros de su equipo. Yo los necesito antes que nada a nivel personal, porque el tenis es un deporte en el que el estado emocional es fundamental para vencer”.

Cuerpo y mente
Sobre Rafael Maymo (fisioterapeuta), dice que no sólo ejerce de fisioterapeuta, sino también de psicólogo particular. “Valoro más su papel personal que profesional. Si tiene que decirte algo, te lo suelta sin rodeos. Me ayuda a recuperar la musculatura y prepararme para el siguiente partido”. Y como esto es trabajar en equipo, Maymo habla mucho con Joan Forcades (preparador físico desde su tierna infancia). “Son amigos y aliados, su misión común es atender mi necesidades físicas, impedir lesiones, maximizar mi forma y contribuir a recuperarme a tiempo para el siguiente partido cuando estoy en el arrastre”. Diseñan sus planes de entrenamiento. Y prosigue sobre Maymo. “Si abandonara mi equipo me sentiría desamparado. No sé cómo afectaría su ausencia a mi juego, pero sé que afectaría a mi estado de ánimo. Siempre a mi lado durante los torneos, es la primera persona a la que me dirijo cuando tengo problemas”.

Su cuerpo cuenta con un tercer cuidador. Ángel Ruiz Cotorro. “Ha sido mi médico desde que tengo 14 años. Me ha asistido durante las lesiones graves que he sufrido. No sólo me ha proporcionado sabios consejos médicos sino también la tranquilidad que he necesitado para continuar batallando. Siempre está a mi disposición sin importar el lugar del mundo donde me encuentre, respondiendo a cualquier emergencia”.

Hablando con ellos y en estrecha colaboración con Toni Nadal está Francis Roig. “Es mi segundo entrenador, es una presencia igualmente tranquilizadora, pero de una forma más discreta. Ex profesional como Carlos Costa. Es brillante en su lectura del juego de mis rivales y un muy experimentado analista de las sutilezas del tenis. Tiene una enorme fe en mis posibilidades y me trasmite mucha confianza. Trabajando juntos desde 2005. Me ha aportado mucho en mi conocimiento del juego. Me acompaña cuando Toni no puede hacerlo, lo que equivales a un 40 por ciento de los partidos del calendario anual”.

Imagen y comunicación
El trabajo de Nadal continúa fuera de las pistas: entrevistas, actos publicitarios, actos sociales… De esto se ocupa Carlos Costa. “Trabaja para IMG, la gran agencia internacional de deportes, pero ha estado conmigo desde que yo tenía 14 años. Carlos negocia los contratos y hace las primeras evaluaciones sobre las ofertas que me llegan para patrocinarme. Pero es también un gran amigo y, cuando surge un problema, es una persona a la que me dirijo con absoluta confianza. Su consejo tiene un valor tremendo para mí. Busca lo más beneficioso para mi juego, el objetivo no es ganar dinero. Es muy difícil encontrar un agente como él”.

Y también se ocupa Benito Pérez-Barbadillo es el miembro más cosmopolita de nuestro grupo. Habla cuatro idiomas a la perfección. Le toca la ingrata labor, que sé que le cuesta, de enseñar los dientes por mí, decir que o a los periodistas continuamente y protegerme de las incesantes peticiones de entrevistas. Si yo accediera a todas, no me quedaría tiempo para nada más. Cuando Benito no está cerca, le echo de menos. Es irreverente, ingenioso y muy bromista. Él es el contacto con el mundo exterior de la burbuja en la que vive el equipo, aparte de ser el contacto con los medios.

Y el grupo lo cierra Jordi Robert, que “trabaja para Nike, pero ante todo es un amigo. Espero que la empresa lo valore tanto como yo. Si una casa rival de Nike me hiciera una oferta mejor, me lo pensaría mucho antes de aceptar, a cusa de mi relación con ‘Tuts’ (apodo de Jordi Robert). Vale su peso en oro. Ha acabado siendo un miembro insustituible del equipo. Aparte de lo que aporta a mi relación con Nike, es que siempre sonríe (diez años mayor que Nadal), siempre está de buen humor. Es amable y leal y me tranquiliza tenerlo cerca. Le obliga a trabajar cuando, a veces, y lo digo muy sinceramente, preferiría hacer otra cosa”.

read more
Reportajes

Pablo Laso, el éxito entre dudas en el Real Madrid

no thumb

El técnico blanco heredó un proyecto en ruinas y con un baloncesto ofensivo y brillante ha conquistado una Liga Endesa, dos Copas del Rey y tres Supercopas.

Su currículum como entrenador era insustancial. Ningún trofeo. Ninguna final. En su carta de servicios sólo figuraba tres temporadas ACB al frente del Guipúzcoa Basket, con 124 partidos con un balance desfavorable (49 victorias y 75 derrotas). Pero el Real Madrid confió en Pablo Laso (Vitoria, 1967). Era 2011. Cuatro temporadas después, Pablo Laso ha devuelto al Real Madrid a la senda del buen baloncesto, de los trofeos y de presentarse en torneos como máximo favorito al trono. El Real Madrid acude a Gran Canaria a defender su trofeo de Copa del Rey conquistado en 2014, en Málaga, tras un apretado desenlace contra el Barcelona.

La contratación de Pablo Laso no entraba en ningún pronóstico. Alrededor de su firma con el Real Madrid afloraron multitud de dudas. Era un entrenador sin experiencia como para tomar las riendas de un club histórico con la sempiterna obligación de ganar con brillantez todos los partidos y torneos, más acuciante esta premisa cuando se sumaban cuatro temporadas de sequía y fracasos. Laso tomaba el mando en plena tormenta tras fracasar el proyecto más ambicioso del club, con el poderoso Messina: 18 fichajes y 58 millones de euros para ningún título.

Baloncesto ofensivo: más afición
Cuatro temporadas después, Laso ha dado un vuelco al Real Madrid. Los trofeos han regresado a las vitrinas al mismo tiempo que ese buen baloncesto de épocas gloriosas. En estas escasas cuatro campañas, el Real Madrid ha conquistado una Liga Endesa (no se ganaba desde tiempos de Joan Plaza, en 2007), dos Copas del Rey y tres Supercopas. Lo ha conseguido fiel a un estilo de baloncesto: veloz, ofensivo y preciosista. Una ecuación que ha enganchado. Se ha pasado de apenas 5.000 espectadores en Caja Mágica a los 10.000 que acuden cada semana al Palacio de los Deportes. Y el número de abonados roza los 7.000 fieles.

“Sólo nos valorarán por los títulos” ha comentado en más de una ocasión Laso – en 2013-2014: mejor entrenador de la Fase Regular; en 2012-2013: mejor entrenador de la temporada Trofeo AEEB-Díaz Miguel, entre otros reconocimientos-. Está en lo cierto. A pesar de estos éxitos -el Real Madrid venía de una dura travesía por el desierto-, el técnico vitoriano siempre ha convivido con una cohorte de personas contrarias a sus métodos y su capacidad como entrenador. Tampoco ha servido ese récord de triunfos consecutivos (31 consecutivos) ni el haber regresado a dos finales de Euroliga. Bien es cierto que no se ganaron, pero hay que recordar que los buenos recuerdos europeos eran prehistóricos. El último título data de 1997, con Obradovic como entrenador y Sabonis como estrella.

Rompe maleficios
Quizá este 2015, precisamente cuando la Final Four se disputa en Madrid, sea el momento donde el equipo blanco cierre el círculo de triunfos. Porque Laso ha ido cortando rachas negativas: la primera Copa del Rey se ganó tras 19 años y la Liga ACB después de cinco años de vacío. Cuando se cumplan veinte años de la conquista de su octava Copa de Europa –ganada al Olympiacos en Zaragoza en 1995), el Real Madrid tendrá una nueva oportunidad de levantar la ansiada novena en su pista, en el Palacio de Deportes de la capital de la Comunidad.

Ese momento será el verdadero termómetro del proyecto Laso (con contrato hasta 2016). Sería la guinda al proyecto (sino, sería su punto final). Hay que recordar que David Blatt –actual responsable de Cleveland Cavaliers y campeón de Europa con Maccabi- tardó tres Final Four en hacerse con el entorchado europeo (semifinalista en 2002 y finalista en 2011). Y el Maccabi había perdido las tres últimas finales de Euroliga que había disputado (Praga 2006, Madrid 2008 y Barcelona 2011). El ejemplo israelí puede servir de espejo al equipo de Laso.

Estadísticas brillantes
Por el momento, esta Copa del Rey examinará, por enésima ocasión, la capacidad táctica y técnica del proyecto Laso. Por el momento, el balance es positivo en este torneo: 2 victorias en 3 ediciones disputadas, con un balance de siete triunfos y una única derrota (87,5% de victorias). A estos guarismos se debe sumar que Laso acumula 212 triunfos en 264 partidos al frente del Real Madrid. Es decir, Pablo Laso ha ganado el 80,3 por ciento de los encuentros que ha disputado. El legendario Pedro Ferrandiz logró 409 triunfos en 477 encuentros como técnico del Madrid, un 86% de victorias. Lolo Sáinz venció 561 de 692, el 81%. Sólo ellos mejoran a Laso en toda la historia.

read more
Reportajes

Aíto García Reneses y el Gran Canaria contra el maleficio de la Copa del Rey

no thumb

Después de más de cuarenta años como entrenador, Aíto García Reneses se enfrenta a un reto apasionante: convertir al Gran Canaria campeón de la Copa del Rey. Es decir, hacer que el equipo anfitrión se haga con un entorchado históricamente imposible para los organizadores. El CAI Zaragoza (1984) y el Baskonia (2002) son los dos únicos conjuntos que han conseguido llevarse este trofeo en compañía de su afición. El Gran Canaria se ha puesto acabar con este maleficio contando con Aíto García Reneses, el entrenador que cuenta con más Copas del Rey en su palmarés: 4 con el Barcelona y una más con el Joventut.

El Gran Canaria disputará su novena Copa del Rey de Baloncesto. Lo hará como organizador y con el objetivo de superar su marca de semifinalista (temporada 2012-2013). Su meta obviamente será hacerse con su primer entorchado nacional. El desafío es de altura, máxime cuando enfrente estarán clubes tan históricos como potentes como Real Madrid -defensor del título alzado en Málaga 2014- y el Barcelona; y también porque estarán otros adversarios en un gran estado de forma, como Unicaja de Málaga. La tarea no será asequible. Tampoco hay mucha ayuda histórica: sólo dos equipos anfitriones han conseguido hacerse con la Copa del Rey en los últimos 31 años. Las excepciones fueron CAI Zaragoza (1984) y el Baskonia (2002). Y el apartado histórico es complicado: de diez encuentros, nueve derrotas y una única victoria. Además, en 1990, edición celebrada en Las Palmas, el ganador fue precisamente el CAI Zaragoza. ¿Repetirá gesta?

Aíto, a por su sexta Copa del Rey
Para superar todos estos obstáculos, el Gran Canaria contará con el apoyo del ‘sexto hombre’ -una afición entregada en un escenario recién estrenado- y con un entrenador por cuyas venas sólo fluye el baloncesto. Aíto García Reneses es el cuarto técnico -y el primero de los que están en activo- más laureado del baloncesto español tras Díaz Miguel, Lolo Sáinz y Pedro Ferrándiz. Es más: de los ocho entrenadores presente en esta edición es el que más Copas del Rey atesora en su palmarés, con 5 trofeos (cuatro con el Barcelona y una con el Joventut). El técnico nacido en Madrid ha participado en 20 ediciones de la Copa del Rey, con un balance de 47 encuentros dirigidos (31 victorias y 16 derrotas) para un 66% de victorias.

De hecho, este porcentaje, sólo es superado por los entrenadores de Barcelona (Xavi Pascual posee una fiabilidad del 82,3%) y Real Madrid (Laso alcanza el 77,8%), respectivamente. Ambos son los otros dos responsables técnicos con Copas del Rey en su haber: Xavi Pascual ha ganado en tres ocasiones el torneo y Pablo Laso, en dos en tres participaciones. Salva Maldonado será el cuarto entrenador presente en Gran Canaria con un trofeo en su palmarés. Lo ganó en la edición de 1996 con Manresa.

Pleno de técnicos españoles
A estos datos se suma otra estadística para la historia: los ocho entrenadores presentes en esta edición son españoles. El entrenador nacional manda sobre el foráneo. Porque desde hacía 22 años (edición de La Coruña 1993) no había ocho entrenadores con nacionalidad española en la Copa del Rey. En aquella ocasión los ocho entrenadores eran Lolo Sainz, Pedro Martínez, Clifford Luyk, José Alberto Pesquera, Miguel Ángel Martín, Mario Pesquera, Iñaki Iriarte y Quim Costa. Esta temporada los ocho técnicos que estarán presentes en Gran Canaria serán Pablo Laso, Xavi Pascual, Carles Duran (debutante), Salva Maldonado, Sito Alonso (cuarta vez y aún no ha ganado un partido), Joan Plaza (su séptima edición y sólo un subcampeonato), Aíto García Reneses y Joaquín Ruiz Lorente (debutante). ¿Ganará también el Real Madrid como sucedió en La Coruña cuando hubo ocho entrenadores españoles?

Real Madrid en busca de su doblete
Esta curiosidad conduce a otro reto apasionante, pero ésta vez para el Real Madrid. El actual campeón de la Copa del Rey buscará revalidar título. No lo hace desde 1986 y no es una tarea sencilla para ningún otro equipo, aunque, recientemente, el Barcelona lo consiguió en las ediciones de 2010 y 2011. Pero Para encontrar el anterior equipo capaz de repetir título habría que remontarse más de dos décadas atrás, cuando otra vez el conjunto azulgrana lograba dos títulos consecutivos (Tenerife 1987 y Valladolid 1988). Sólo otro conjunto lo ha logrado, fue el Real Madrid pocos años antes (Badalona 1985 y Barcelona 1986).

read more
Reportajes

Los hombres de Laso: Llull, Sergio Rodríguez, Rudy y Felipe Reyes

no thumb

El Real Madrid desembarca en esta Copa del Rey en un momento dulce –sólo una derrota, contra Maccabi, en 2015- y como firme candidato a revalidar el trofeo. Esta circunstancia no sucede desde 1986. Que esto sea posible o no dependerá de si las musas acompañan a los cuatro jugadores españoles del Real Madrid. Ellos conforman la columna vertebral del equipo. Es suficiente con echar un vistazo a las estadísticas de valoración, minutos jugados y puntos anotados durante las 21 jornadas de Fase Regular de Liga Endesa. El cuarteto -salvo pequeñas excepciones- encabezan estos apartados estadísticos. Son los hombres de Laso.

Sergio Rodríguez sintetiza como se presenta el Real Madrid en esta Copa del Rey: “Llegamos en buena forma física y mental al torneo, pero aquí cada partido es diferente a todos los anteriores y cada torneo más. Aquí dependes de tener tres días muy buenos para ser campeón”. “Estamos jugando con más intensidad, con mayor concentración. Vamos a ir partido a partido, y primero toca el CAI. No pensamos en partidos posteriores, sino en el inmediato”. Al base canario, además, este torneo de eliminación rápida le llega en un momento en el que está recuperando la forma física y su juego de fantasía. “Esta temporada es algo rara. No estoy acostumbrado a las lesiones. He tenido problemas con el tiroides y perdí bastantes kilos y luego problemas de pubalgia; son cosas con las que tienes que lidiar al hacerte mayor. Ahora ya me encuentro mucho mejor, y estoy volviendo a tener mi mejor nivel. Estoy cada vez mejor físicamente. Estoy mucho mejor que a comienzo de temporada y más cómodo en la cancha”. Y esto se nota tanto en sus números como en el mayor tiempo que ocupa en las rotaciones de Laso.

En 2015, sólo una derrota: Maccabi
Pero los comienzos de temporada -a pesar del triunfo en la Supercopa- no fueron sencillos, especialmente en el cierre de 2014, con una dolorosa derrota ante el Barcelona en el Palau Blaugrana. Ese tropiezo, sin embargo, sirvió de revulsivo para que el equipo volviera a retomar la senda de los buenos resultados –en 2015, suman 17 victorias en 18 encuentros y sólo han perdido contra Maccabi, campeón de Europa-, acompañado de un juego alegre y ofensivo. “Desde entonces, todo cambió, desde ese día del Palau. Fue un partido muy malo, sin ganas, sin actitud, como si no quisiéramos… y ahora es todo lo contrario. Hace unas semanas, sacamos al Barcelona de la pista”, explica Rudy Fernández, quien firmó ese día su mejor partido de Euroliga a nivel personal. “Barcelona fue un punto de inflexión, nos sirvió para darnos cuenta de las cosas que teníamos que mejorar. Luego perdimos en Málaga, pero nos notamos mucho mejor como equipo. En Barcelona, no estuvimos como equipo, que es como debemos jugar”, refuerza Felipe Reyes.

Barcelona y Málaga, puntos de inflexión
Para Rudy Fernández, aparte de jugar como equipo, será clave en esta Copa “volver a tener fluidez ofensiva, cerrar bien los rebotes, defender fuertes y concentrados, dar continuidad a nuestro juego alegre… como hicimos la pasada temporada”. En esa misma línea de pensamiento se encuentra Felipe Reyes. “Los partidos ante Barcelona y Galatasaray demostramos que funcionamos como equipo, que defendemos como antes, que nos divertimos en la cancha, que jugamos al contragolpe”. Palabra de capitán Reyes, quién alcanzó recientemente el récord histórico de capturas en Euroliga. Pero todos avisan: este Real Madrid tiene margen de mejora: “Los tres primeros meses fueron de adaptación; Barcelona y Málaga fueron un punto de inflexión; y ahora estamos a un buen nivel y pensando en ganar todo. Pero aún tenemos margen de mejora. Cada vez estamos jugando más rápidos, con mejores transiciones, con canastas fáciles…más como equipo”, reflexiona Sergio Rodríguez.

El equipo antes que lo personal
Otra clave para esta Copa del Rey estará en el factor individual. Los cuatro atraviesan un momento sobresaliente. “Estoy contento con los partidos y temporada que llevo, pero lo importante es el equipo. Cuando el equipo pierde, nos vamos fastidiados a pesar de hacerlo bien. Debo seguir en esta línea, personalmente estoy satisfecho de mi juego”, reconoce Felipe Reyes. Lo mismo opina Rudy: “Personalmente estoy contento, pero me quedo con el trabajo de todo el equipo. Tenemos una mejor actitud.”

Para empezar toca el CAI Zaragoza. “Es un bloque con buenos jugadores en todas las posiciones. Como equipo son peligrosos al contraataque y nosotros vamos a tener que hacer un gran trabajo en defensa para después poder hacer nuestro juego en ataque que nos permita ganar el partido”, analiza Sergio Llull, el héroe de la pasada edición de la Copa del Rey. “No va a ser ni mucho menos un partido fácil, y eso es lo que hace especial la Copa del Rey, que puede pasar de todo. Vamos a tener que estar muy concentrados desde el primer minuto. Nosotros tenemos que centrarnos en nosotros mismos e intentar hacer nuestro juego para tener opciones de ganar”. Éste es el objetivo de los hombres de Laso.

Valoración Global
Llull : 286
Sergio Rodríguez: 183
Rudy: 190
Reyes: 306

Minutos jugadosbr> Llull: 492
Sergio Rodríguez: 392
Rudy: 400
Reyes: 414

Puntos anotados
Llull: 235
Rudy: 243
Reyes: 220
Sergio Rodríguez: 160

Carroll (166) y Nocioni (179) aparece como alternativas en ataque.

Datos Liga Endesa en fase regular

read more
Reportajes

Real Madrid: 163,5 millones en fichajes de invierno y Marcelo como único superviviente

no thumb

Aparte del lateral izquierdo brasileño, único refuerzo invernal que continúa en el club, sólo Panucci, Karembeu e Higuaín dejaron un buen recuerdo en los aficionados. El holandés Huntelaar fue el más caro con 27 millones de euros e Higuaín fue la venta más rentable con 37 millones de euros. ¿Qué suerte correrá Lucas Silva?

Lucas Silva ya es futbolista del Real Madrid. El club de Chamartín contrata a un centrocampista brasileño con talento (mueve fácil el balón, presiona y recupera, con llegada arriba, con lanzamiento de faltas…). Viene avalado por su brillantez en el Cruzeiro; pero no respaldado por la historia. El Real Madrid no ha tenido muy buena mano con sus refuerzos en tiempos de frío. Desde que se autorizase a contratar en invierno, el Real Madrid ha desembolsado 163,5 millones de euros por 21 jugadores (20 extranjeros o comunitarios y sólo un español), de los cuales sólo Marcelo continúa en nómina; del resto, se recuerda el protagonismo notable de Panucci y Karembeu -ambos fueron participantes activos de la Séptima Copa de Europa- y de Higuaín, con sus dudas al comienzo y sus goles después, que acabaron dando títulos de Liga. Los demás, más sombras que luces.

El primero en aterrizar en Chamartín fue el balcánico Dejan Petkovic. Su coste ascendió a 6,50 millones de euros y llegó procedente del Estrella Roja (temporada 95/96). Fue cedido al Sevilla y vendido al Racing de Santander por 1 millón de euros a la temporada siguiente. Ese mismo curso se compró a César Prates, un lateral brasileño del Internacional de Porto Alegre. Costó un millón de euros y se fue cedido al verano siguiente al Vasco de Gama. No volvió más y en la temporada 1999-2000 fue traspasado a coste cero al Sporting de Portugal. Su compatriota Zé Roberto también firmó en esa misma campaña (96-97) a cambio de 9 millones de euros a la Portuguesa. Jugó una temporada, pues en la 97-98 fue cedido al Flamengo y vendido al Bayer Leverkusen al año siguiente por 4 millones de euros.

La primera experiencia positiva estuvo en el lateral italiano Panucci. Se trató de otra petición de Capello tras fracasar su primera opción para el flanco derecho, el portugués Secretario. El milanista costó 8,50 y se traspasó al Inter por 9 millones de euros (temporada 99/00). Panucci ganó aquella primera Liga de Capello y pasó a la historia del Real Madrid como integrante del equipo que devolvió la Copa de Europa al Real Madrid tras 32 años de sequía. En ese equipo que triunfó en Ámsterdam también estuvieron el habilidoso extremo e inconsistente de rendimiento Savio (costó 3 millones de euros pagados al Flamengo y cedido posteriormente al Burdeos en 02/03 y traspasado gratis al Zaragoza en 03/04) y el francés Karembeu, que tras demostrar el poder de su palabra fue parte activa de aquella semifinal histórica contra el Dormund. Sus goles ayudaron a conquistar la Séptima. Karembeu costó 12,50 y llegó de la Sampdoria; se marchó al Middlesborough por 8,75 millones (campaña (00/01).

Con las siguientes contrataciones invernales -temporada 98-99- llegaron otras decepciones: el brasileño Rodrigo (1 millón de euros del Flamengo y cedido rápidamente al Valladolid) y el meta argentino Bizarri, del Racing Club. El primero apenas demostró su presunta calidad; el segundo jugó intermitentemente hasta que surgió Casillas. A pesar de este éxito del canterano, a la temporada siguiente, el Real Madrid volvió a confiar en Perica Onjenovic, por el que se gastó 8 millones de euros y que se marchó libre al Kaiserlautern (en 01/02) tras apenas jugar 20 partidos de blanco. Tuvieron que pasar varias campañas hasta que se volviera a invertir en el mercado invernal. El siguiente, en el curso 04/05, fue el danés Gravesen. Costó 3,5 millones y procedió del Everton. No se adaptó y será recordado por su brusquedad en el juego y su apego a la medicina naturalista para curarse de sus problemas musculares. Finalmente se vendió al Celtic de Glasgow a cambio de 3 millones (06/07).

La Liga con Higuaín
Otras dos decepciones se encontraron en Cassano y Cicinho. Ni el italiano -pasado de forma y más atraído por la noche que por el fútbol- ni el brasileño se adaptaron a Madrid. El primero costó 5,50 y se marchó por 3,30 a la Sampdoria (08-09). Por Cicinho se pagaron 4 millones de euros y se vendió por 9 al Roma (07-08). Eran los primeros tiempos de Florentino Pérez como presidente. Con Ramón Calderón como mandatario se realizó una fuerte inversión con tres contrataciones en Sudamérica: Gago (20,50 millones de euros), Higuaín (12) y Marcelo (6,50). El primero apenas rindió como se esperaba. No fue el sucesor de Redondo. El segundo fue de menos a más, e incluso fue miembro activo de Ligas del Real Madrid (gol mágico en Pamplona). Y Marcelo es el único refuerzo que llegando en invierno continúa en el Real Madrid. Y con plaza fija en la zona izquierda de la defensa. Gago, tras una cesión al Roma, se vendió al Valencia (3,50 en 12/13) e Higuaín reportó 37 millones en su adiós al Nápoles (13/14).

Éstas fueron las últimas inversiones con buen rendimiento -deportivo o económico-. En la temporada 08/09 volvieron las contrataciones de escaso recuerdo pasados los años. El francés Faubert (1,50 en calidad de cedido por el West Ham); el holandés Huntelaar (el refuerzo más caro de todos al costar 27 millones, y que fue vendido por 15 al Milán en 09/10); y el francés Lass Diarra (20 millones costó y su nivel fue de más a menos hasta la 12/13 cuando se fue al Anzhi por 5 millones). Tras un breve paréntesis y el regreso de Florentino Pérez se volvió a fichar en invierno: se consiguió cedido a Adebayor a cambio de 4 millones. Sólo estuvo unos meses en el Real Madrid.

Diego López, crisis con Casillas
Las últimas dos contrataciones tampoco tuvieron mucho recorrido en el Real Madrid y alguna conllevó -por otros motivos ajenos a su persona- más polémica que fútbol. El regreso de Diego López (fue vendido al Villarreal como canterano por 7 millones) abrió un debate con Casillas. Hace unos meses se tuvo que ir gratis al Milan. Su coste fue de 3,5 millones procedente del Sevilla. Otro que se fue cedido fue Casemiro. Tras llegar a prueba al Castilla se compró por 6 millones de euros al Sao Paulo. Ahora juega en el Oporto. Otro caso similar, aunque con más futuro es la reciente contratación de Martin Odegaard, a cambio de 4 millones de euros. Su debut se hará esperar unas semanas. Lucas Silva, por el contrario, sí llega para el primer equipo con un coste de 14 millones de euros y con firma hasta 2020. ¿Será Lucas Silva una buena elección invernal? El tiempo decidirá si se trató de una apuesta rentable.

read more
Reportajes

Los herederos de Nikola Mirotic

Nikola Mirotic

El hispano-montenegrino, tras revivir la cantera del Real Madrid, muestra una pronta adaptación en Chicago Bulls y firma un ‘doble-doble’ ante Portland.

En sólo cuatro temporadas. De su eclosión en Caja Mágica a enrolarse en la NBA. De vestirse de blanco en el Real Madrid a brillar de rojo de Chicago Bulls. De ser una referencia en el conjunto de Pablo Laso a hacerse un hueco como uno de los mejores debutantes en NBA. El hispano-montenegrino Nikola Mirotic continúa imparable en su carrera hacia la cima del baloncesto (hace unos días hizo un ‘doble-doble’ con 24 puntos y 11 asistencias en 35 puntos ante Portland). Su esfuerzo no sólo conlleva una recompensa personal, sino una apertura del primer equipo a las nuevas generaciones. Su irrupción con el Real Madrid (un 4 de diciembre, contra Unicaja, con 11 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias en 19 minutos) encendió nuevamente el motor de la cantera del conjunto madridista, prácticamente apagado desde los años noventa, en tiempos de Ismael Santos y José Lasa, a pesar de ser una histórica y productiva fábrica de talentos. Posteriormente sólo cuatro nombres dieron una tímida luz a la cantera: Hernández-Sonseca, Lampe, Bogdanovic (en NBA) y Aguilar.

El Real Madrid ha comenzado esta temporada con un triunfo en la Supercopa ante el Barcelona y recuperando esas trazas de juego ofensivo y vistoso que tanto enamoró en Madrid durante el pasado curso. El aficionado ha vuelto a esperanzarse con una temporada de éxitos, aunque en el ambiente siempre existe el recuerdo hacia Mirotic. Y la duda de su sucesor. ¿Habrá otro Mirotic? ¿Habrá más gente de la cantera? ¿Surgirá ese jugador con el que identificarse desde las gradas? Actualmente, únicamente Sergio Llull puede considerarse un producto desde la base. Nadie duda que pronto tendrá un nuevo compañero de cantera, porque hay tanto talento como paciencia en darles proyección definitiva hacia el primer equipo. Todo a su tiempo.

El Real Madrid trabaja cuidadosamente en su cantera y hay síntomas esperanzadores de encontrar al jugador que siga los pasos marcados por Mirotic. Las primeras pruebas se produjeron durante el pasado curso, cuando en un compromiso de Euroliga, contra el Partizán, se citaron en la convocatoria cuatro jugadores de cantera: Nikola Mirotic, Dani Díez, Alberto Martín y Jonathan Barreiro. A esta grata noticia se unió la consecución del prestigioso Torneo Internacional Júnior de L’Hospitalet (no se ganaba desde 2006) y el revalidar la Minicopa Infantil. Buenas señales del buen estado de salud de la cantera blanca, pero qué jugadores están en condiciones de continuar en esa senda abierta hace cuatro temporadas por Nikola Mirotic.

Cantera de Liga Endesa
En los despachos de la planta noble del Real Madrid no tienen duda alguna de obtener recompensas jugosas al trabajo de estas últimas temporadas. “El relevo de Mirotic está en casa”, anunció Alberto Angulo, el máximo responsable de todo el entramado. El que fuera jugador del primer equipo entre 1996 y 2000 está al mando de todo el equipo encargado de revitalizar la cantera. Y pronto esperan ver sus frutos. Es lo único que queda. El trabajo está realizado, el talento existe y sólo queda el salto al primer equipo, aunque seguramente es el paso más costoso para cualquier joven. Actualmente, el Real Madrid es el segundo club que más jugadores ha formado en la actual ACB (Antelo, Arteaga, Alberto Martín, Dani Diez, Lampe, Hernangómez, Bellas, Beirán, Olaizola, Pablo Aguilar), empatado con el Unicaja, y sólo superado por la inagotable cantera del Joventut, con 16. Los últimos canteranos en aparecer en el Real Madrid están fogueándose en otros clubes: Dani Díez volvió a San Sebastián tras un año irregular en el primer equipo y Willy Hernangómez está cedido en el Cajasol. Alberto Martín asiduo a las convocatorias durante la pasada campaña se busca minutos en Murcia. Ellos son los más avanzados, aunque por detrás de ellos aparece un largo etcétera de jóvenes promesas, a cual más prometedora. “Todos están capacitados para triunfar cuando llegue su momento”, asegura Alberto Angulo.

Doncic, el diamante
La lista es extensa y mezcla jugadores nacidos en España con talentos venidos de cualquier punto de la geografía mundial. La mayor perla, sobre quien recae el peso de los focos, es el escolta esloveno Luka Doncic. De hecho, ya está inscrito en esta edición de la Euroliga y quizá el Palacio de los Deportes pueda ser el escenario de su puesta en sociedad. Como ya sucedió con otros jugadores como Santiago Yusta o Jonathan Barreiro. Ellos también están en condiciones de dar el relevo a los pesos pesados del primer equipo en el futuro. Por detrás de ellos figura una lista de prometedores nombres que quizá algún día empiecen a sonar tan fuerte como lo hizo Mirotic durante sus cuatro temporadas en el Real Madrid. En esta convocatoria de futuribles están Miki Fons y Valter Lindström (bases), Jonathan Kasibabu y Dino Radoncic (alero), Wally Niang, Ndiaye Samba, Felipe Dos Anjos (pívots).

Mirotic, gran estreno, primera entrevista
Con trabajo y algo de suerte, alguno de ellos tendrá esos minutos necesarios para eclosionar como sucedió con Mirotic. También tendrán que contar con un entrenador que se atreva a darles la alternativa, como hizo Messina. Y después, alguno de ellos haga este tipo de declaraciones que Nikola Mirotic hizo a Diario Siglo XXI a la conclusión del aquél encuentro ante Unicaja en la Caja Mágica. Era su primera entrevista tras su primer gran partido, el que sirvió de trampolín para ganar 2 Copa del Rey (2012) (2014), 2 Supercopa de España: 2012-13 y 2013-14 y una 1 Liga ACB (2013). “La verdad es que estoy muy contento, aunque lo más importante es la victoria e imagen del equipo. Le agradezco al entrenador los minutos que me ha dado. He estado con confianza y concentración. Aquí soy el más joven y debo aprovechar los minutos que me dan, igual si son 2, 5 ó 15 minutos. Yo estoy aquí para ayudar al equipo y progresar. La verdad es que estoy muy contento de estar aquí”, y prosiguió “sí, espero jugar más, sí, porque estoy muy ilusionado y contento. He demostrado que puedo ayudar al equipo. Yo sé que tengo que tener paciencia, y la estoy teniendo, y sé que estoy progresando bien. Vamos a ver qué sucede. Pero repito, lo importante es que el equipo está progresando.

Reportaje publicado en Diario Siglo XXI.

read more
Reportajes

Rafa Nadal, coleccionista de Roland Garros

Rafa Nadal

El tenista balear, al igual que otros grandes deportistas como Paco Gento y Dino Meneghin (Copa de Europa), Schumacher (Fórmula 1), Phelps (natación en JJ.OO), Induráin (Tours de Francia) o Sampras y Federer (Wimbledon), no se cansa de vencer su torneo predilecto: suma 8 triunfos en París.

Bosque de Bologna, ese frondoso parque situado al oeste de París, ese escenario incomparable para presenciar un verdadero hito histórico sobre la pista central de Roland Garros, comúnmente conocida como Phillip Chartier. Rafa Nadal alza al cielo su octava ‘Copa de los Mosqueteros’. Es el trofeo del récord, pues nunca antes un tenista había ganado tantos títulos en un mismo Gran Slam. Pero este Roland Garros significa algo más, especialmente después de esos odiosos siete meses de problemas físicos: lleva 43 victorias en 45 partidos esta temporada (7 títulos sobre 9 finales); suma 59 victorias sobre la arcilla parisina (superando a Federer), 42 trofeos en tierra batida (ha conseguido 57 en toda su carrera); asciende a la tercera plaza de tenistas con más ‘Gram Slam’ en sus vitrinas, con 12 como Roy Emerson (sólo Sampras, con 14, y Federer, con 17, están por encima).

Rafa Nadal, en parte, ha construido su leyenda como tenista sobre el torneo, su favorito, de Roland Garros. No es el único. Otros grandes deportistas han edificado su historia sobre competiciones legendarias. Todas las disciplinas deportivas cuentan con torneos míticos en sus calendarios, son competiciones capaces de encumbrar a un deportista o provocarle el efecto contrario. Si complicado en alcanzar, al menos, una vez esa gloria, más aún es hacerlo una segunda vez, una tercera, una cuarta, una quinta, una sexta o una séptima… e incluso por undécima vez. Estos hitos están sólo al alcancen de los elegidos, de deportistas calificados como mitos en su deporte, con un sitio reservado en la historia antigua y contemporánea. Auténticos atletas con epopeyas irrepetibles ni siquiera con el trascurrir de los siglos.

Europa, entre Gento y Meneghin
La historia de Nadal no es única. Hay muchos deportistas que han pasado a la historia por establecer auténticas plusmarcas personales en una competición determinada, unos registros grabados a fuego. Pasarán muchos siglos antes de verse superados, e incluso alguno de estos récords perdurará eternamente. Curiosamente, uno de estos casos se da en el fútbol, el deporte por excelencia. Gento, jugador del Real Madrid, ostenta el honor de ser el único futbolista del planeta en contar con 6 Copas de Europa -5 consecutivas- con el mismo club. Hace unas temporadas, Paolo Maldini, defensa del Milan, cerró su etapa profesional con 5 Champions League. Si en fútbol es un español, en baloncesto es un italiano. Se trata de un genio de la canasta como Dino Meneghin: cuenta con siete trofeos, repartidos entre el Varese (1970, 1972, 1973, 1975 y 1976) y el Olimpia de Milán (1987 y 1988). En América, este honor recae en Bill Russell, estandarte de los Boston Celtics que ganaron 11 anillos de la NBA en trece años. Desde los banquillos, estos honores recaen, en Europa, sobre Zeljko Obradovic con 8 Copas de Europa y, en Estados Unidos (NBA), en Phil Jackson, que cerró su palmarés con su undécimo título como entrenador, superando definitivamente la anterior marca de 9 campeonatos de Red Auerbach con Boston Celtics.

De Sampras a Schumacher
Estas proezas de Nadal en las pistas de tenis no son exclusivas del manacorí. El estadounidense Pete Sampras forjó su leyenda tras coronarse 7 veces sobre la hierba de Wimbledon (récord abatido por Nadal en Roland Garros), una hazaña alcanzada por Roger Federer en 2012; y Martina Navratilova, de origen checo, fue más allá al hacerlo en 9 ocasiones en categoría femenina sobre la hierba de Londres. En Estados Unidos, en el US Open se recuerda vagamente el éxito de Bill Tilden, con siete trofeos entre los años veinte y treinta del pasado siglo. Ya retirados también están tres campeones como Jack Nicklaus, Giacomo Agostini y Miguel Induráin (tras el caso Lance Armstrong y sus 7 Tours de Francia), gobernadores en golf, motociclismo (500 cc. – MotoGP) y ciclismo, tras amasar 6 Masters de Augusta, 8 campeonatos mundiales y 5Tours de Francia (fueron consecutivos a diferencia de Jacques Anquetil, Eddy Merckx y Bernard Hinault), respectivamente, entre otros trofeos en otras competiciones. Detrás de Agostini está su compatriota Valentino Rossi, con otros 7 mundiales en la categoría reina del motociclismo está rozando la hazaña. Estos mismos dígitos lleva Michael Schumacher, con 7 mundiales de Fórmula 1, competición por excelencia del mundo del motor, aunque en este apartado no conviene olvidarse de Sébastien Loeb, con 8 campeonatos del Mundial de Rallies.

Phelps, récord en Juegos Olímpicos
La pileta y el olimpismo también han sido lugares para hacer una gran historia. Concretamente la que concierne a Michael Phelps. El nadador estadounidense ingresó en el Olimpo tras colgarse en su cuello 8 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín (2008), superando así a otro nadador mítico como Mark Spitz, quien ostentaba el récord de 7 preseas de oro en la cita olímpica de Munich (1972). La marca de Phelps va más allá: es el deportista con más medallas olímpicas, con un total de 22, siendo 18 preseas de oro, récord también. Una marca difícilmente superable. Mención destacable merece en unas olimpiadas la gimnasta rumana Nadia Comăneci, cuando en Montreal’76 obtuvo un 10 de puntuación. Pese a sus formidables logros, estos deportistas (sólo son algunos ejemplos, hay muchos más en otros deportes) son gente sencilla que hace cosas extraordinarias a base de esfuerzo, trabajo y talento. Los años pasarán y siempre se hablará de ellos. Su huella ya es imborrable.

Reportaje publicada en Diario Siglo XXI

read more
1 7 8 9 10
Página 9de10