Marc Soler: «Ganar el Tour del Porvenir es positivo, pero mi meta es progresar»

La trigésimo sexta temporada arranca con una primera concentración en el Castillo de Gorráiz, un municipio con encanto en las cercanías de Pamplona. El Movistar Team -descendiente del originario Reynolds creado en 1980) vuelve a dar impulso a sus bicicletas con miras a la temporada 2016. El objetivo será alcanzar una mayor nota a la conseguida en un notable curso 2015: tercera victoria consecutiva en el World Tour por equipos; Alejandro Valverde conquistó su cuarto número uno en el ránking mundial UCI y 32 victorias absolutas, con más de un centenar de podios y presencia en el podio final de Tour -individual y por equipos- y Vuelta, así como triunfos en Lieja-Bastoña-Lieja, Tirreno, Polonia y Flecha Valona.

Para mantener y aumentar este nivel, el Movistar Team se ha reforzado con varios ciclistas de una calidad contrastada como Dani Moreno (ganador de la Flecha Valona, de tres etapas en la Vuelta a España y segundo en la última edición del Giro de Lombardia); el colombiano Carlos Betancur (ganador de la París-Niza 2014 y mejor joven del Giro ’13); el portugués Nelson Oliveira y los jóvenes Jorge Arcas y Antonio Pedrero, ambos provenientes del equipo Lizarte, considerado como el filial de Movistar Team. Ellos configuran una escuadra que continuará estando comandada por Alejandro Valverde y el colombiano Nairo Quintana. Los focos, no obstante, también apuntarán a otro joven (fichado en 2015 del Lizarte): Marc Soler.

Aún es muy joven (cumplirá 22 años a finales de este mes), pero ya ha mostrado algunos destellos de su calidad en carreras por etapas cortas, dejando muestras imborrables de su gran clase. En esta primera temporada, en donde ha competido 64 días y recorrido poco más de 8.000 kilómetros, Marc Soler ha sumado su primer gran éxito: el Tour del Porvenir (Tour de l’Avenir), prestigiosa carrera ganada por Gimondi, Lemond, Fignon, Induráin, Menchov o su actual compañero Nairo Quintana, entre otros. A la espera de confirmarse qué papel desempeñará en los esquemas de Movistar Team durante esta próxima campaña, el ciclista de Vilanova i La Geltrú hace balance de su primera temporada como profesional en esta entrevista facilitada por su agencia de representación KEC Pro Sport a los medios que seguimos la actualidad ciclista.

Finalizada su primera temporada como presional, ¿está satisfecho?
Muy satisfecho. No me esperaba una adaptación tan rápida a la categoría, ya que todo era nuevo para mí. Sobre todo tenía miedo al ritmo y a los kilometrajes, pero creo que me he podido adaptar bien a la categoría. He aprendido mucho, tanto de los compañeros como de la forma de correr, y he ayudado al máximo al equipo en todo lo que he podido. Espero poder seguir progresando este año que viene como hasta hora.

¿Qué le ha llamado la atención o le ha impresionado de la categoría profesional?
Lo que más me ha llamado la atención de la categoría ha sido el ritmo al que se corre, se va mucho más rápido que en amateurs desde el principio de la carrera. Por otro lado, me impresionó poder correr al lado de grandes corredores a los que sólo hace un año estaba viendo por la televisión.

¿Qué ha aprendido este año en Movistar?
Sobre todo he aprendido mucho de los consejos de todos los compañeros, auxiliares y directores. A veces te dicen pequeños detalles que luego, al aplicarlos, te das cuenta de lo importantes que pueden resultar.

¿Qué ha sido lo mejor, lo más positivo de esta temporada?
Aparte de poder debutar en San Luis con el maillot de Movistar, creo que lo más positivo ha sido la victoria en el Tour de l’Avenir.

Sin embargo, su única victoria llegó con la selección española…
Para mí no lo es, ya que con la selección había corrido antes y sabía a lo que me enfrentaba. En cambio en Movistar era todo nuevo y muchas veces no sabía lo que tenía que hacer.

¿Y lo peor?
Cualquiera de las carreras en las que no he tenido mis mejores sensaciones y no he podido ayudar en todo lo que quería al equipo.

Díganos un momento para recordar y otro para olvidar…
Cualquiera de los momentos para recordar sería cuando has estado trabajando, llegas al autobús y te dicen que ha ganado un compañero tuyo. Un momento para olvidar es la sensación de frustración al ver que no puedes dar lo mejor de ti.

¿Cómo va a ser tu invierno?
Este año el invierno va a ser como el del año pasado: gimnasio y bici. Estos meses de noviembre y diciembre aprovecharé algún día para salir también en mountain bike o ciclocross, por cambiar un poco.

¿Qué espera de la próxima temporada?
Poder dar un paso más, acabar de adaptarme en la categoría y seguir progresando.

Pensando en el futuro, si le dieran a elegir correr una de las tres grandes, ¿cuál le gustaría?
No tengo prisa en correr ninguna de las tres grandes vueltas. De momento me conformo con seguir aprendiendo. Cuando llegue el momento, estaré encantado en ir a cualquiera de las tres, aunque la que más ilusión me hace es el Tour de Francia. Pero aún quedan unos años para poder ir.

Para finalizar, resalte una virtud de Alejandro Valverde y otra de Nairo Quintana…
Una virtud de Alejando sería su constancia durante todo el año. Y de Nairo, la mentalidad luchadora a la hora de ganar que tiene.

Entrevista publicada en Diario Siglo XXI.