El sueño de Javier Fernández se hizo realidad en Vistalegre. El patinaje sobre hielo reinó sobre cualquier otro deporte y evento en Madrid. Cerca de 12.000 personas vibraron y disfrutaron con un espectáculo de altos vuelos: Revolution On Ice, y que supondrá un antes y un después al fusionar el arte de los mejores patinadores sobre hielo (hasta cinco campeones del mundo hubo en pista entre los 13 que acudieron a la llamada del anfitrión) con la mejor música del momento durante más de dos horas.

El show comenzó con las presentaciones de los patinadores, una puesta en escena que ya confirmó que había química con un público absolutamente entregado, especialmente con el madrileño Javier Fernández. El evento tuvo una primera parte con intervenciones más clásicas, como la protagonizada por Kiira Korpi al inicio del show o, más revolucionarias como las de los patinadores acróbatas, llegados desde el Bolshoi de Rusia, Vladimir Besedin y Oleksiy Polishchuk, que fueron una de las parejas más aplaudidas.

Esa actuación fue el prolegómeno a la salida a pista de Javier Fernández, que, con traje y pajarita y al ritmo del swing ‘Luck be a lady’ realizó un ejercicio completo de patinaje que puso de relieve su condición de vigente campeón del mundo de la especialidad artística. El patinador madrileño, creador del espectáculo, aprovechó su actuación para tomar el micrófono y agradecer a “todas las personas” que hicieron posible el evento. Además, expresó su deseo particular para 2017: “Deseo que haya más pistas de hielo para quien quiera patinar o quiera empezar a hacerlo y no tiene una cerca de casa”.

La siguiente actuación fue la de la japonesa Miki Ando, campeona del mundo en 2007 y 2011, que precedió a la de la pareja formado por Meagan Duhamel y Eric Radford. Ese momento fue uno de los puntos álgidos del espectáculo, con ambos moviéndose al ritmo del ‘Piano man’ de Billy Joel. La intensidad aumentó en bastantes grados con la actuación música de Huecco, quien no sólo cantó o tocó la guitarra con una entrega absoluta, sino que patinó con una soltura y maestría propia de los grandes maestros. No desentonó con el nivel de calidad de toda la noche.

Máxima fusión y técnica
Musicalmente hablando, Diana Navarro y Eva Ruiz pusieron la nota más alta con sus respectivas actuaciones. Fue en este punto de la noche, cuando la pareja norteamericana Zachary Donohue y Madison Hubbellm maravilló al público, mientras éstos, con los móviles en la mano, se encargaron de iluminar Vistalegre. En la misma línea de melodía, al son de la voz de Eva Ruiz, actuó la pareja italiana formada por Anna Cappellini y Luca Lanotte, que derrocharon sensualidad sobre la pista en una actuación en la que destacó la compenetración.

Radicalmente opuesto fue el número del uzbeko Misha Ge, que, vestido con una chaqueta de colores de estilo arte pop, se llegó a tirar al suelo para finalizar su actuación, antes de que volviera a escena Kiira Korpi, que se puso a saltar la comba mientras bailaba. Entonces, apareció en escena, como decíamos anteriormente, la voz de Diana Navarro. Primero con un bolero con aromas de tango que bailaron los canadienses Meagan Duhamel y Eric Radford, y después con la canción ‘Eres tú’, que interpretaron con gestos sobre el hielo, en un perfecto dúo, Javier Fernández y Miki Ando, quienes protagonizaron otro de los grandes momentos de la noche.

La benjamina del grupo, la rusa Eugenia Medvedeva, volvió a la pista con un ejercicio que interpretó al ritmo de música francesa y que llevó un toque muy pop a su puesta en escena. El delirio de la noche llegó cuando el patinador madrileño regresó a la pista con chándal y de repente se quitó la ropa para quedarse enfundado en una camiseta amarilla con la serigrafía en el pecho de ‘Súper Javi’, en clara alusión a Superman por la capa roja. Fue el momento álgido de la noche. O quizá uno más de todos los que hubo. Faltaba el broche final al espectáculo.

Para finalizar, todos los patinadores se despidieron al son de la música de Herny Méndez, con una divertida coreografía, involucrando a todo el graderío de Vistalegre. El conductor de la gala, David Moreno; la banda de acompañamiento, Los Patax; los coreógrafos Maite Marcos y David Wilson fueron otra parte fundamental para llevar a cabo este show que promete volver a Madrid en la Navidad del año que viene. Porque el sueño de Javier Fernández volvió a empezar para hacerse, nuevamente, realidad.

Crónica publicada en Diario Siglo XXI

Rafael Merino
Rafael Merino, periodista deportivo con más de 15 de experiencia en la redacción de noticias, crónicas, reportajes y entrevistas sobre deportes. Acreditados a encuentros de Primera división, ACB, Mundiales de baloncesto, gira NBA, Mundiales de ciclismo, Mutua Madrid Open, entre otros eventos deportivos.