New York Knicks: universales, millonarios y perdedores

La histórica franquicia de baloncesto crece en turistas y valoración económica (4.600 millones de dólares) a pesar de sumar 47 años sin conquistar el anillo de la NBA.
Madison Square Garden, Nueva York
Madison Square Garden, Nueva York

Los New York Knicks son la meca del baloncesto. Los New York Knicks son un símbolo de New York. Ni el baloncesto se entiende sin los New York Knicks, ni la icónica New York se comprende sin los New York Knicks. El epicentro se ubica en el corazón de Manhattan, en el histórico Madison Square Garden. Esta simbiosis desemboca en contar con aficionados en todo el planeta, en recibir a turistas en todos los encuentros y en ser considerada la franquicia NBA más valorada en lo económico. Lo deportivo es secundario: el último anillo se ganó hace 47 años.

Los colores azul y naranja (herencia de los holandeses colonizadores de principios del siglo XVII) están presentes en todos los rincones de New York. La presencia de los New York Knicks es una constante en la ‘Gran Manzana’. Visitar el Madison Square Garden, bien a realizar una visita guiada o asistir a un encuentro NBA suponen un atractivo en los folletos de cualquier turista. Se estima, según estudios municipales, que el 30% de los visitantes (hay más de 60 millones de turistas) adquiere una entrada. La venta de productos oficiales complementa este círculo comercial. Los New York Knicks son los New York Knicks. Más economía que deporte.

No es extraño, a tenor de lo anterior, que los New York Knicks sean, por quinto año consecutivo, la franquicia más valorada de la NBA: 4.600 millones de dólares (unos 4.200 millones de euros), con un crecimiento del 15%. Por detrás aparecen Los Ángeles Lakers (4.400 millones de dólares) y los Golden State Warriors (4.300 millones de euros), según un informe elaborado por Forbes. Un informe en donde ser campeón de la NBA es irrelevante. Los Toronto Raptors, últimos campeones, están valorados en 2.100 millones.

2 anillos en 67 años de historia

Los New York Knicks son una máquina de generar dólares, aunque en el terreno deportivo sólo hayan ganado 2 anillos (temporadas 1969-1970 y 1972-1973) en 67 años de vida; o que sumen 47 años de absoluta irrelevancia en el palmarés. Sin ir más lejos, la última final de la NBA que disputaron fue en 1999, en la que Patrick Ewing no pudo jugar por lesión, en lo que fue la segunda gran juventud del combinado neoyorkino. O que desde el 18 de mayo del 2013 no disputen un partido de playoffs. Es más, los New York Knicks ostentan un récord negativo: 1.000 derrotas en los últimos 22 años, los mismos que lleva James Dolan como propietario. 

El epicentro del entretenimiento de Estados Unidos está en Nueva York y esto ayuda a fomentar esta fama de los New York Knicks. Esta franquicia, fundadora de la Basketball Asociation of America (1946) junto a Boston Celtics, siempre ubicada en New York, es un icono de la ciudad, como Central Park, el Empire State o la Quinta Avenida. Es una entidad con aroma histórico, unido al desarrollo de Nueva York. Porque ni siquiera la presencia de los Brooklyn Nets, New York Yankees, Rangers, Giants o los más recientes New York City son capaces de hacer sombra a los New York Knicks. Universales, millonarios y perdedores