¿Cuáles son los retos pendientes de Rafa Nadal en el tenis?

Rafa Nadal es capaz de hacer posible lo imposible. No es una característica ni sencilla ni común. No todas las personas, sean o no deportistas, son capaces de alcanzar sus metas. Esto está reservado a los elegidos, a aquellos que ofrecen más virtudes que el talento para desarrollar determinada tarea. Hay más aptitudes a desarrollarse sin descanso ni desánimo de manera indefinida: trabajo, constancia, humildad, concentración, readaptación a las circunstancias y resistencia a la adversidad. Así se alcanzan objetivos a lo largo de una carrera. No es un camino sencillo, aunque lo parezca. Así se explican sus conquistas universales y que vaya tachando objetivos. Cada vez quedan menos, aunque algún reto siempre hay en el horizonte, causa que alimentan todas aquellas innumerables virtudes anidadas en Rafa Nadal.

Su leyenda como deportista y tenista está más que afianzada en cualquier libro de historia. No ya sólo por sus trofeos, sino por cómo se expresa cuando traspasa las pistas de tenis. Una ecuación difícil de encontrar. Rafa Nadal es de esas pocas personas en las que confluyen ambos caminos, el profesional y el personal, con una mezcla perfecta. Tan redonda como su extenso palmarés: 1 Open de Australia, 12 Roland Garros, 2 Wimbledon y 4 US Open; a los que sumar sus ‘mordiscos’ en los Masters 1.000: Indian Wells (3); Montecarlo (11); Hamburgo (1); Madrid (5, cuatro en tierra batida y una sobre pista dura); Roma (9); Canadá (5), Cincinnati (1). Y sumamos sus cuatro Copa Davis (2004, 2008, 2009 y 2011). Y en 2010 y 2013 acabó como número uno del ranking, por resumir sus mayores logros.

Y llegados a este punto, donde la ambición (en su aceptación bien entendida) continúa presente, ¿qué hitos tiene en el horizonte Rafa Nadal? Proezas que, gane o no gane, no supondrán una alteración de su significado en la historia del deporte y del tenis en especial. La más cercana, y que podría alcanzarse a comienzos del próximo curso (en Australia, y se convertiría en el primer tenista que gana al menos en dos ocasiones cada uno de los cuatro títulos del Grand Slam) sería situarse a la misma altura en Grand Slam ganados que Roger Federer. El suizo, dicho sea, se mueve en los mismos escalones exitosos que Rafa Nadal. La diferencia es exigua: 1 campeonato. Porque el helvético cuenta con esta magnífica recopilación de trofeos: 8 Wimbledon, 6 Open de Australia, 5 US Open y un Roland Garros. Hay que considerar, además, que Federer, no alza un grande desde 2018, cuando lo hiciera en Australia.

Entre las escasas cuentas pendientes, o mejor dicho, Masters 1.000 no hollados, se encuentran Miami, Shanghai y París. Ninguno de estos tres torneos está en sus vitrinas. Dato cuando más curioso cuando Rafa Nadal es el tenista que más campeonatos de esta categoría ha ganado en toda la historia: 35 por los 33 de Djokovic. El serbio, curiosamente, sí ha sido capaz de alzarse con todos los torneos del calendario. A Nadal, por el momento, se le resiste esta circunstancia, aunque ha estado varias veces muy cerca de estos éxitos: finalista en Miami (2005, 2008, 2011, 2014 y 2017), en Shanghai (2009 y 2017) y en París (2007).

Estas dos últimas citas quizá sean tachadas de los retos pendientes a lo largo de esta temporada, como quizá también suceda con el título de Maestros. Nadal nunca ha tenido una buena relación con la Masters Cup, cita que reúne anualmente a los mejores ocho tenistas de ese curso. La cita será en Londres, en lo que significará el cierre a una época como sede de este torneo de maestros. El manacorí buscará una copa que se le resiste de manera asidua, bien por derrotas o por problemas físicos que impidieron su presencia. A pesar de todo, en 2010 y 2013, Nadal disputó la final, aunque perdió ante Federer y Djokovic. En unos meses, habrá revancha y Nadal buscará unir su nombre a los de Orantes y Corretja, campeones en 1976 y 1998, respectivamente.

Posibles éxitos futuros, que añadidos a otros logros que alcanzase, contribuirían activamente a alcanzar una cifra redonda de títulos ATP: 100. En estos guarismos sólo hay dos tenistas: Jimmy Connors (109) y Roger Federer (102). Rafa Nadal, actualmente, es cuarto con 84 trofeos. Su siguiente escalón sería superar a otro histórico como Ivan Lendl (94 títulos). Y como posible también figura otro reto interesante: ser el primer tenista con tres oros olímpicos. Porque salvo contratiempo mayor, Rafa Nadal estará en Tokio 2020, en donde podría añadir otra presea a las conseguidas en Pekín 2008 (en individuales) y en Río de Janeiro 2016 (en dobles con Marc López).

Más adverso se presenta el último reto histórico del tenis. Vigente desde 1962; vigente desde que Rob Laver lograra una hazaña nunca vista y tampoco después: ganar los cuatro grandes torneos del calendario en un mismo año (Djokovic lo firmó de manera consecutiva, pero no en un mismo año). El tenista australiano lo hizo dos veces, en el mencionado año de 1962 y posteriormente en 1969. Quizá este récord sea el récord de los récords del tenis, pero Nadal es Nadal y suele convertir lo imposible en posible.